Detectan moléculas orgánicas en cometa

El cuerpo celeste es duro como el hielo, de acuerdo con los datos recibidos por la ESA antes de que ese instrumento se apagara.
Para los científicos, la superficie del cometa es muy diferente a lo que pensaban hasta ahora.
Para los científicos, la superficie del cometa es muy diferente a lo que pensaban hasta ahora. (EFE)

Fráncfort

El cometa 67/P huryumov-Gerasimenko es duro como el hielo y tiene moléculas orgánicas, que todavía son analizadas para ser identificadas.

Estos son los primeros resultados de los experimentos científicos del módulo Philae, que aterrizó el 12 de noviembre sobre la superficie del cometa para estudiarlo.

La Agencia Espacial Europea (ESA) informó que la misión de la sonda Rosetta continúa tras el aterrizaje del pequeño laboratorio Philae, que desde el 15 de noviembre se apagó porque no recibe suficiente luz del Sol para cargar sus paneles solares.

Pero la batería que llevaba permitió hacer algunos descubrimientos con sus 10 instrumentos a una distancia de 511 millones de kilómetros de la Tierra.

Philae trabajó más de 60 horas sin interrupción y mandó los datos  Rosetta en cada oportunidad de comunicación.

Para los científicos, la superficie del cometa es muy diferente a lo que pensaban hasta ahora.

La sonda termal Mupus no pudo taladrar la superficie del cometa debido a su dureza. “Aunque se incrementó gradualmente la potencia no pudimos conducir a la profundidad del suelo”, dijo el profesor Tilman Spohn, del Instituto de Investigación Planetaria del Centro Alemán de Navegación Aérea y Espacial.

El taladro SD2, el último de los 10 instrumentos que se activó, realizó pruebas en el suelo y descubrió las primeras moléculas orgánicas, que son analizadas.

Rosetta, que acompañará al cometa hasta el final del año próximo, cuando se acerque al Sol, proporciona 80 por ciento de los datos científicos y Philae cubrirá el 20 por ciento restante.

Meteoritos en corea del sur

Científicos de Corea del Sur divulgaron que cuatro meteoritos descubiertos hace meses en la parte meridional del país son tan antiguos como el sistema solar.

Los bólidos, hallados en marzo en Jinju, cerca de Seúl, se originaron entre 4 mil 480 y 4 mil 590 millones años atrás, edad similar a la de los aproximadamente 4 mil 560 millones de años del sistema solar, informó el Instituto de Ciencias Básicas de Corea (KBSI, por sus siglas en inglés).

Los meteoritos caídos en suelo surcoreano pesaban 34 kilogramos, de los que sus propietarios donaron 312 gramos a las autoridades científicas surcoreanas para realizar los estudios.

El análisis se realizó utilizando un dispositivo llamado espectrómetro de masas de iones secundarios, que permite analizar la proporción de minerales diferentes en una muestra sin apenas dañarla, según especificó el instituto científico.

Expertos del KBSI presentarán los resultados del análisis en la Conferencia Internacional de Ciencia y Tecnología Analíticas que prevé atraer a más de 250 científicos de varios países entre el jueves y el viernes en Daejeon, a 150 kilómetros al sur de Seúl.