• Regístrate
Estás leyendo: Desde las sombras, los ojos de Jaime Muñoz
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 23:41 Hoy

Desde las sombras, los ojos de Jaime Muñoz

En la Galería del Teatro Isauro Martínez, fue presentado el libro "Ojos en la Sombra", una serie de cuentos que narran historias verdaderas, como la de Carmelita y su papá desempleado.

Publicidad
Publicidad

Cecilia Rojas

En continuidad de las actividades del Festival de la Palabra "Enriqueta Ochoa", el libro del lagunero Jaime Muñoz Vargas, "Ojos en la Sombra", se presentó en la Galería del Teatro Isauro Martínez la tarde de este miércoles.

Fue a cargo de Daniel Lomas, quien se deslindó de hacer proselitismo por Jaime, aunque es su amigo de hace años y a quien descubrió también hace años como un buen escritor, cuando él pensaba que eso se daba solo en tierras lejanas y se encontró con que la belleza de las palabras también tiene casa en La Laguna.

En sus palabras, "Ojos en la Sombra" las situaciones raras y los argumentos ingeniosos, son herramienta par un trasfondo que otorga a los diez cuentos que integran el libro, el matiz humano en su abanico de luces y sombras.

"Hay hombres de a pie, comunes, con sus miserias pequeñas, capaces de practicar aún así, la hermandad y la calidez", destacó.

Por mencionar, el cuento protagonizado por Carmelita y su papá desempleado. La chica debe trabajar de mesera en una cantina y su padre la lleva en bici y va por ella para defenderla de los borrachos.[OBJECT]

Historias de gentes que tienen la vida resuelta y que no por eso dejan de ser como todos los demás, como el cuento en el que el secuestro de un padre millonario impele al hijo a contratar un abogado y un poeta, para que le ayuden a no perder 3 millones de pesos de rescate.

"También hay envidias, celosos profesionales o profesionales de los celos", situación que abarca hasta a los escritores, pues los hay que escriben y los hay que no escriben. ¿A cuál le tendría celos usted?

Los pliegues del abanico se abren y aparece la historia de un robo intelectual, los textos apreciados de un catedrático hurtados de su computadora, una pesadilla para quien sepa como es eso.

Y la historia de redención en "Así bailaba Zaratustra", del hombre aquel que vive en un cuartucho en casa de sus padres, pobre hasta los huesos, leyendo filosofía hasta que un día, un mal día o buen día, su amigo lo invita a la discoteca y ese ser perdido en las palabras y las ideas, acude al encuentro fatal con el amor.

La Galería lució con buena asistencia, ahí mismo se encontraban a la venta el libro de "Ojos en la Sombra" y "Las Manos del Tahúr".

JFR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.