• Regístrate
Estás leyendo: Desaparecen una de las águilas del monumento a Ramón Corona
Comparte esta noticia

Desaparecen una de las águilas del monumento a Ramón Corona

La pieza fue robada el lunes y encontrada el miércoles en una chatarrera por elementos de la Comisaría de Guadalajara.
Publicidad
Publicidad

Una de las cuatro águilas del Monumento a Ramón Corona que se encuentra en la glorieta de avenida La Paz fue robada el lunes pasado y fue encontrada el miércoles por elementos de la comisaría de Guadalajara en una chatarrera, según información de dicha dependencia en la que se detalla que el dueño de la chatarrera a donde fue a parar al enterarse que era una pieza de carácter histórico decidió entregarla a las autoridades en cuanto estableció contacto con ellas.

La pieza ya se encuentra en resguardo del Ayuntamiento de Guadalajara, sin embargo, todavía hasta este jueves, personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) aseguró que aún no contaba con reporte alguno de dicho acontecimiento. 

La estatua a Ramón Corona se encuentra sobre un pedestal de cantera y roca. Ramón Corona fue el general que triunfó contra los franceses y detuvo la invasión del Tigre de Alica sobre Guadalajara. Fue gobernador del estado de Jalisco durante el 1 de marzo de 1887 hasta el 22 de septiembre del mismo año, después en diversos periodos intermitentes hasta noviembre de 1889. 

El 10 de noviembre del año mencionado fue apuñalado y debido a las heridas recibidas, el general murió al día siguiente, el 11 de noviembre de 1889.

Según información del libro de Javier Hernández Larrañaga titulado Guadalajara identidad perdida, la estatua fue colocada en 1896, así como las placas con inscripciones y las esculturas de águilas. El pedestal luce los escudos del estado de Jalisco, de la ciudad de Guadalajara y el escudo nacional. 

Antiguamente en el sitio en donde se encuentra el monumento confluían el Río San Juan de Dios y el Arroyo del Arenal. A finales del siglo XIX el río se embovedó y se construyó el Paseo Porfirio Díaz que contemplaba la colocación del monumento mencionado. 

En la segunda década del siglo XX dicho paseo sufrió una rectificación de los alineamientos de las aceras que seguían el curso del río San Juan de Dios. La pretensión era que Guadalajara contara con un paseo similar a los que existen en varias ciudades europeas, e incluso similar al Paseo de la Reforma de la Ciudad de México.

Ciudadanos inconformes hicieron llegar a esta redacción información en la que aseguran que en los últimos días: “Guadalajara fue afectada en su patrimonio. Varios monumentos fueron objeto de robo de sus placas de bronce en todo centro histórico en varios lugares”.

GPE

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.