• Regístrate
Estás leyendo: 'Desaparecen' maestros del Centro Cultural José R. Mijares
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 21:11 Hoy

'Desaparecen' maestros del Centro Cultural José R. Mijares

A menos de un mes de haber cambiado la Dirección del Centro Cultural de Torreón, al pasar por el recinto se percibe que los niños y jóvenes que lo utilizaban se han ido.


Publicidad
Publicidad

Lilia Ovalle

A menos de un mes de haber cambiado la Dirección del Centro Cultural José R. Mijares, al pasar por el recinto se percibe que los niños y jóvenes que lo utilizaban se han ido.

La instalación se encuentra subutilizada y los maestros que quedan están inconformes.

Francisco Zamora, quien se encargaba de ofrecer los talleres de música, tras su designación como encargado de La Jabonera Cultural dejó su clase, lo mismo que Alejandro Alvarado quien por décadas se encargó del taller de teatro y de la compañía Umbrales, que tantas satisfacciones ha dado al recinto cultural.[OBJECT]

La llegada de Evodio Seáñez como director, ha desatado la discordia en un sitio donde los maestros cobran su sueldo de acuerdo a las entradas de pagos mensuales, trabajando sin ningún tipo de prestación laboral y en donde el Ayuntamiento de Torreón en el último tiempo ni siquiera surtía los productos básicos para la limpieza.

El Centro Cultural José R. Mijares, durante décadas ha manejado un esquema autogestivo que permite que la nómina así como el gasto corriente sea cubierto con las cuotas mensuales e inscripciones que realizan sus usuarios.

Sin embargo, este modelo podría modificarse pues a partir de la pasada administración se consideró necesario retirarle los ingresos a la Dirección para concentrarlos en una cuenta del ayuntamiento, situación que de acuerdo al actual director del Instituto Municipal de Cultura y Educación (IMCE), Elías Agüero Díaz Durón, se realizará este año.

dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.