El Papa defenderá en México la familia tradicional: cardenal

El cardenal Norberto Rivera dijo que la visita del papa Francisco a México será del 12 al 20 de febrero.
El arzobispo primado de México.
El arzobispo primado de México. (Javier García)

México

El cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, informó que el papa Francisco llegará el 12 de febrero de 2016 y que tendrá una agenda plural —aún por definirse—, pero en la que estará muy presente la defensa de la familia tradicional, en la que, aseguró, no cabe el matrimonio homosexual.

"Viene el santo padre a visitarnos el 12 de febrero por la tarde, así que ese día lo vamos a recibir con mucho cariño. La fecha está muy cercana", señaló el prelado. En la homilía que ofreció en la Catedral Metropolitana, Rivera Carrera explicó que en el sínodo realizado en el Vaticano se defendió a la familia tradicional y así se lo hicieron saber al papa.

"El proyecto de Dios revelado desde el principio no cambia, no puede cambiar, constantemente escuchábamos en el aula: 'Los hizo hombre y mujer', los unió en la insolubilidad, y no solo para que vivan juntos, sino para que se amen por siempre".

El cardenal explicó que el papa llegará a México y estará hasta el 20 de febrero con un mensaje dirigido a todos los hombres de buena voluntad que quieran recibirlo, independientemente de si son católicos o no.

"El matrimonio y la familia no son realidades abstractas. Permanecen imperfectas y son vulnerables, siempre tienen que estar en el camino de la conversión, saber perdonar, continuamente recomenzar", comentó Rivera Carrera.

DE DIVORCIADOS Y GAYS

Ante la realidad de los católicos divorciados y vueltos a casar por lo civil, abundó, éstos evidentemente siguen perteneciendo a la Iglesia.

"No nos debemos quedar en posturas reduccionistas de que si pueden o no comulgar, sino que debemos abrir todos los caminos posibles para que se puedan integrar a Cristo, a su Iglesia, y así recorrer el camino de la santidad al que están llamados.

"El problema no es si comulgan o no. La realidad es mucho más amplia: cómo se integran a nuestra Iglesia, cómo los vamos a recibir sin que se sientan, en ningún momento, discriminados o separados. Sabemos todos que si el hombre es infiel, Dios siempre es fiel y misericordioso. Siempre está esperando a aquellas personas qué, por algún motivo, fracasaron en su matrimonio", aseguró.

Sobre los homosexuales, abundó, la Iglesia "debe de trabajar para que cualquier persona, independientemente de su inclinación sexual, sea respetada en su dignidad y sea recibida con respeto, evitando cualquier indicio de discriminación.

"Debe acompañar con delicadeza a la familia de los que tienen esa inclinación, tendencia, homosexual y, al mismo tiempo, la Iglesia debe declarar con firmeza que no existe fundamento alguno, ni siquiera remoto, para equiparar o establecer analogías de las uniones homosexuales para que se consideren matrimonio", acotó.

AGENDA POR DEFINIR

Aunque la agenda del papa se definirá de manera integral en noviembre, entre las actividades ya pactadas se encuentra visitar la Basílica de Guadalupe y sostener una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto. Después podrá trasladarse a otras entidades.

Para el cardenal, el papa llegará a un México afectado por problemas como la creciente pobreza y violencia generada, principalmente por el crimen organizado; asimismo, con carencias para acceder a una verdadera educación y con un problema de migración interna y externa que provoca la división de la sociedad.

El viaje pastoral del pontífice a México coincidirá con el Año Jubilar de la Misericordia que convocó e iniciará este 8 de diciembre, así como con otro evento de especial importancia para el Arzobispado de México, el Segundo Congreso Eucarístico Arquidiocesano.

"El papa ha destinado un tiempo para venir a México en estas fechas que son muy especiales. Él ha señalado que la misericordia es la síntesis de Dios, por eso nos invita a ser misericordiosos. Por eso, desde la primera misa de su pontificado en 2013, nos ha dicho que Dios no se cansa de perdonar y que, por lo mismo, nosotros no debemos cansarnos de pedir perdón", detalló monseñor Eugenio Lira Rugarcía, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Lira concluyó que "seguramente tocará el tema de la dignidad, los derechos y deberes de la persona humana, la atención que debemos tener para con las personas más vulnerables, los migrantes, y también el cuidado responsable que todos debemos observar para el medio ambiente".