• Regístrate
Estás leyendo: De Villalpando: ocho obras en el Museo de El Carmen
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 22:02 Hoy

De Villalpando: ocho obras en el Museo de El Carmen

Por primera vez se exhiben simultáneamente estos cuadros de uno de los principales exponentes de la pintura del virreinato.

Publicidad
Publicidad

El Museo de El Carmen comparte su tesoro más valioso: por primera vez exhibe, de forma conjunta, ocho invaluables cuadros de la autoría de Cristóbal de Villalpando, y lo hace en el marco de la edición 159 de la Feria de las Flores, tradición heredada por los carmelitas descalzos desde 1617.

Alfredo Marín, director del recinto perteneciente al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en entrevista con MILENIO dijo que, al cumplir 10 años al frente del museo, quiso hacer algo muy especial para la Feria de las Flores, y pensó que era el momento ideal para exhibir la magnífica obra de De Villalpando, uno de los pintores más importantes de los siglos XVII y XVIII en Nueva España.

Se propuso mostrar las obras del pintor de la época virreinal, todas con la firma del artista, con la intención de que el público pueda apreciar estos impresionantes lienzos a tan solo unos centímetros de distancia. Así, podrá tener un contacto más cercano con las obras que pintó el artista novohispano en el siglo XVIII, especialmente para este recinto religioso.

"Tenemos ocho maravillosas obras que vale la pena venir a apreciar y descubrir los detalles, la iconografía y los símbolos de la pintura de De Villalpando".

Las piezas, de la colección de arte sacro del museo, se muestran acompañadas de una virgen del Carmen que fue prestada por la Orden de los Carmelitas del Templo y el Convento de San Joaquín de Tacuba, en la Ciudad de México, manifestó.

El también restaurador explicó que, en cinco de sus obras, De Villalpando representa los valores de la penitencia de los dos místicos carmelitas más representativos: san Juan de la Cruz y santa Teresa de Ávila, al tiempo que recrea tres pasajes de la Pasión de Cristo: Oración del huerto, Cristo atado a la columna y Rey de burlas. Mientras que en los tres cuadros restantes muestra escenas maravillosas: Los desposorios de la Virgen María con San José, La purificación de Santa Ana y Retrato de San José con el Niño, donde el artista se dio a la tarea de representar momentos en la vida de la virgen María.

Es sorprendente que estos cuadros se hayan conservado casi en su totalidad desde que fueron colocados en este recinto hace casi 400 años por los frailes carmelitas, "pese a los difíciles momentos que sufrió el edificio a lo largo de su historia, después de que fue víctima del saqueo, abandono y destrucción. Sin embargo, estos lienzos y espacios como la sacristía del convento de El Carmen en San Ángel se conservan casi en su totalidad, después de la restauración del inmueble en el último tercio del siglo XVII".

También este año se puso un altar a la Virgen de El Carmen, enmarcado en la Capilla Doméstica, que resguarda su retablo original en un 90 por ciento. Este espacio, explica Marín, era la capilla privada para los frailes, que eran de clausura, y de la que no podrían salir: entraban pero jamás salían, ni muertos porque los enterraban en una cripta que está en estos terrenos.

El museo se localiza en avenida Revolución 4 y 6, en la colonia San Ángel, y su horario de visita es de martes a domingo, de 10:00 a 17:00.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.