David Bowie y el proyecto secreto que nunca fue

Un año antes de sufrir un infarto, David Bowie había concebido un musical que incluía extraterrestres, poesía, falsas canciones de Bob Dylan… y mariachis.
Se cumple un año de la muerte de David Bowie.
Se cumple un año de la muerte de David Bowie. (Flickr / Ace MegaRex Bowie)

Ciudad de México

A un año de la muerte de David Bowie, el novelista Michael Cunningham —ganador del Premio Pulitzer por Las horas— reveló que él y David Bowie habían trabajado durante meses en un musical que nunca vio la luz..

TE RECOMENDAMOS: Bowie supo que tenía cáncer terminal 3 meses antes de morir.

En una crónica para la revista GQ, el novelista Michael Cunningham reveló los detalles de un proyecto secreto en el que colaboró con David Bowie en 2003, el cual involucraba elementos tan dispares como un extraterrestre en la Tierra, la poesía de Emma Lazarus —la autora del poema que está inscrito en una placa junto a la Estatua de la Libertad—, mariachis —que, según Bowie, "son muy poco valorados fuera de México"— y un montón de falsas canciones inéditas de Bob Dylan, las cuales serían escritas por el propio Bowie.

A un año de la muerte de Bowie, Cunningham narra, en sus propias palabras —y con restos de la evidente admiración que sentía y que asoman a cada tanto—, los pormenores de cómo era trabajar con el genio: la llamada a su teléfono celular, la primera reunión en un café, la visita al estudio de Bowie mientras curadores ordenaban su vestuario para un exposición, el entusiasmo, el trabajo hombro con hombro —a menudo en el mismo cuarto— y la genialidad del cantante improvisando al piano los primeros bosquejos musicales.

TE RECOMENDAMOS: Bowie tuvo sólo tres meses para despedirse.

El musical, en el que trabajaron durante casi todo 2003 y que quedó inconcluso, narraba la historia de un alienígena que asume forma humana y se enamora de una terrícola. Cunningham —quien lamenta que ninguna de las improvisaciones de Bowie quedó registrada en una grabación— cuenta cómo el momento de la trama en que el alien revela su verdadera forma a la mujer quedó plasmado con "una desquiciada y discordante canción de amor" que Bowie había escrito para ellos.

En 2004, cuando el guión final estaba muy avanzado, Bowie sufrió un ataque al corazón y terminó en el quirófano. Esto, desde luego, implicó que Cunningham y Bowie suspendieran el proyecto… y nunca lo retomaron. Según el novelista, después del suceso, se vieron "una o dos veces más", intercambiaron correos electrónicos, pero nunca volvieron a hablar del musical abandonado. Muchos años después, Cunningham vio el cartel del musical Lazarus —dirigido por el belga Ivo van Hove— y, según confiesa, no pudo evitar sentir tristeza, pues vio en él algunos guiños de su trabajo con Bowie.


FM