• Regístrate
Estás leyendo: Dakota’s Magic: Croacia y México hacen música mágica
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 14:30 Hoy

Dakota’s Magic: Croacia y México hacen música mágica

Recomendaciones MILENIO | Música alternativa

Lu y Nino se conocieron en Nueva York, viajaron por Alemania, Croacia y llegaron a México para hacer música y “crear soundtracks para la vida de otras personas”.
Publicidad
Publicidad

Si encuentras a un amigo -un cómplice- con el que puedas atravesar sin miedo un barrio peligroso en Nueva York, Los Angeles, Ciudad de México o algún lugar de Costa Rica, puedes hacer música en cualquier lugar del mundo.

Nino Samanic y Lu Garibay son esos cómplices. Se conocieron en 2013 mientras estudiaban en Berklee, Boston, y desde entonces han vivido en Alemania, Holanda, Croacia. El lugar ha sido lo menos importante cuando se trata de crear.

Un día, mientras veían un documental de los Red Hot Chili Peppers en un pequeño departamento de Berlín, decidieron sentarse a hacer música, "ese día dijimos: pretendamos que tenemos las bolas de los Red Hot", explica Lu con su voz grave y alocada que se suaviza y envuelve cuando canta, "así comenzó".

En la sala de esa casa nació Dakota's Magic, una banda de alt pop que, al final, decidió que Guadalajara sería el mejor lugar para fortalecer el proyecto y crecer.

"México es un país de muchas oportunidades, hay espacio para hacer muchas cosas, sólo se sintió muy bien, se sintió que esto iría en la dirección correcta y tacos, por supuesto por los tacos", explica Lu.
Nino completa la idea: "Es un gran mercado y la mayoría de nuestras canciones son en español, así no nos sentiríamos como tontos tratando de reescribirlas en otro idioma".

El cielo basta es su primera canción. La voz de Lu es el gancho de intimidad para escucharla una y otra vez y transporta a un lugar en el que todos han estado alguna vez: una relación intensa, larga, de intercambio constante, con momentos bajos en los que se puede sentir que algo falta, que algo es necesario, pero cumbres tan altas que enchinan la piel.

Como buen cómplice, la melodía de Nino refuerza la canción. Con un inicio tenue, se profundiza poco a poco y en sus puntos más álgidos da un efecto melodramático a la intensión.

Si quieres escucharla, puedes dar clic acá:


Hace unas semanas, Lu y Nino sacaron Despacio, su segundo sencillo, con tintes de funk que, entre la voz y acordes  sí, sí pone a bailar. 




alec

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.