La cultura representa 2.7 por ciento del PIB del país

Las cifras establecen que en números absolutos significa casi 380 mil mdp y que el sector generó 770 mil empleos entre 2008 y 2011.
El documento es una herramienta útil que ayudará a tomar decisiones en la materia.
El documento es una herramienta útil que ayudará a tomar decisiones en la materia. (Héctor Téllez)

México

En la última década se han manejado varias cifras acerca de la participación económica de la cultura en el producto interno bruto (PIB), pero ya se cuenta con una cifra oficial: 2.7 por ciento, lo que significa 379 mil 907 millones de pesos, lo que equivale al PIB de Nayarit, Tlaxcala o Zacatecas.

Al presentarse la Cuenta Satélite de la Cultura (CSC) en México 2008-2011, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), se resaltó que durante ese periodo se generaron alrededor de 770 mil puestos de trabajo ocupados remunerados.

“Me parece que los esfuerzos que se habían hecho antes reflejan la importancia de que hoy tengamos una cifra oficial, porque muchos de ellos se había realizado sin contemplar la metodología del Sistema de Cuentas Nacionales y sin toda la información. ¿Por qué podemos presentar ante ustedes la cifra? Porque tenemos Censo económico, en el que se catan cada una de las clases de actividad y porque tenemos la Encuesta Nacional de Consumo Cultural (ENCC)”, aseguró Eduardo Sojo, presidente de la Junta de Gobierno del Inegi.

También se destacó que no es una medición del impacto de la cultura, sino de la actividad económica asociada al sector, con lo cual se pretende sentar las bases estadísticas para estudios futuros y específicos que contribuyan a la toma de decisiones en políticas públicas, según Rafael Tovar y de Teresa, titular del Conaculta.

“Estamos ante un instrumento que nos ofrece parámetros, herramientas para tomar las decisiones que permitan aprovechar mejor los recursos, la infraestructura y se dirijan a sectores específicos”, añadió el funcionario.

Agregó que esta herramienta se actualizará cada año y se apuesta para que sea de uso público. También adelantó que se llevará a cabo un seminario en el que participarán especialistas y promotores para saber leer esa información.

COMPARATIVO INTERNACIONAL

Dentro de la ENCC de México 2012 destaca que en los hogares se efectuaron gastos por más de 122 millones de pesos para la adquisición de bienes y servicios culturales, lo que representa el 3.8 por ciento de su consumo total en bienes y servicios, un porcentaje de gasto mayor al que se hace por electricidad o telefonía.

Si bien la participación económica de la cultura en el PIB nacional se ha mantenido entre 2008 y 2011 (2.7, 2.8, 2.7 y 2.7, respectivamente), el monto en millones de pesos sí se incrementó: en 2008 representó 320 mil 478 millones de pesos, mientras que para el 2011 la cifra ascendió a 379 mil 907 millones de pesos.

La composición por bienes y servicios arrojó que las artesanías, la generación de bienes y servicios en los hogares y el comercio de bienes culturales representan más de la mitad de la aportación del sector; la edición de libros, periódicos, revistas y otros materiales apenas representan el 3.4 por ciento de toda la participación económica de la cultura en el PIB.

Según el actuario Arturo Blancas, director general de Estadísticas Económicas del Inegi, para definir la CSC se tomaron en cuenta tres aspectos fundamentales: la actividad de mercado, las acciones de gobierno y la producción y gasto de los hogares. La última “la pudimos hacer gracias a la ENCC, lo que nos diferencia de otros países al incorporar más allá de la economía de mercado elementos que son importantes dentro de una medición económica”.

Respecto a la ENCC, dijo que “es la encuesta más grande que se ha hecho en el país sobre cultura en toda su historia”, ya que fueron 14 mil 400 viviendas las que se tomaron en cuenta para generar los resultados.

A partir de la elaboración de la CSC se decidió tomar el liderazgo para convocar a un grupo de trabajo internacional, que permita desarrollar un manual para medir el PIB cultural aprobado por las instancias internacionales de la cultura y de la estadística, porque en el mundo no existe un manual único que permita que todos los países del mundo hagan el trabajo de la misma manera, aseguró Sojo.

Debido a ello, al hacer la comparación con otros países en lo referente a lo que representa la cultura en la economía, se debe restar la parte de la producción y gasto de los hogares, porque no es un dato manejado en todas partes, con lo cual el porcentaje disminuiría a 2.1 por ciento del PIB. Sin embargo, no estaría tan lejos de lo que representa en Finlandia, donde se maneja el 3.2 por ciento, o de España (2.7 por ciento), por encima de Chile y Colombia (1.3 y 1.7, respectivamente).