'Body Worlds', la expo que muestra cuerpos disecados

La exhibición presenta estructuras humanas reales y busca concientizar sobre diferentes hábitos dañinos para la salud.
La exhibición ha sido vista por 44 millones de personas en el mundo
La exhibición ha sido vista por 44 millones de personas en el mundo (Notimex)

Los Ángeles

 Body Worlds: Pulse, la más grande exposición de cuerpos humanos disecados, regresó a Los Ángeles. La exhibición presenta estructuras de organismos con cuerpo delgado y otras con exceso de grasa, además de descripciones de anatomía humana y fisiología.

En una de las secciones de esta muestra, que ha sido vista por más de 44 millones de personas en el mundo, se compara la alimentación de países como Estados Unidos, México, Australia, Japón e Italia.

TE RECOMENDAMOS: De orinales a calcetines, 10 museos raros en el mundo

Cuando fue presentada por primera vez en 2004, atrajo a más de un millón de visitantes, por lo que el sitio tuvo que permanecer abierto las 24 horas. Ahora regresa con más espacio de exhibición y más de 200 cuerpos humanos plastinados.

“Lo más importante de esta exhibición es que queremos seguir dando educación a menores y adultos sobre lo que representa el cuerpo humano”, comentó Georgina Díaz, directora de servicios de visitantes del California Science Center. 

La muestra permite pensar más allá de la muerte y entender el cáncer y otras enfermedades. "Tratamos la obesidad como un problema muy grande en todas las comunidades. La oportunidad de ver nuestras decisiones de lo que comemos nos impacta, señaló Díaz.

Hay otra sección en donde aparece una pareja teniendo relaciones sexuales, donde se da la descripción sobre enfermedades venéreas y sexuales.

Mucha gente piensa que son réplicas de seres humanos, “cuando en realidad son cuerpos humanos reales, e incluso se tiene una lista de 16 mil donantes de cuerpos”, expresó.

Díaz comentó que cada cuerpo, para cumplir con el proceso final de plastinación, requiere de pasar hasta mil 400 horas, y de ahí pueden permanecer y ser transportados a otros países sin mayor riesgo de desintegración.

De los 16 mil donantes, en la actualidad la gran mayoría son mujeres y el promedio de edad es de 65 años. Los donantes afirman que prefieren servir a la ciencia que ser sepultados o cremados.

En tres salas de la muestra se pueden observar órganos sanos y con cáncer, y figuras como deportistas disputando un balón, una mujer embarazada, un anciano, una mujer en postura de yoga y otra bailando ballet.




RL