El cuento es una caja de Pandora: Amparo Dávila

El Conaculta y el gobierno de la capital de Zacatecas convocan al certamen de relato fantástico, con un premio de 100 mil pesos.
La escritora zacatecana.
La escritora zacatecana. (Javier Ríos)

México

A sus 87 años de edad, Amparo Dávila (Pinos, Zacatecas, 1928) aún sale en defensa de un género literario al que se ha entregado a lo largo de décadas de trabajo literario: “Se me ha preguntado qué es para mí el cuento y brevemente les diré que es un género inagotable, lleno de sorpresas y posibilidades. Es, resumiendo, una caja de Pandora”.

Palabras de la escritora zacatecana al lanzarse la convocatoria del primer Premio Nacional de Cuento Fantástico Amparo Dávila, dotado con 100 mil pesos y cuya principal apuesta es aprovechar las nuevas herramientas tecnológicas para promover tanto el certamen como la participación de los escritores, si bien al final uno de los componentes del galardón será la publicación del relato en su forma impresa.

“Que este premio de cuento fantástico lleve mi nombre es un honor que se le confiere a mi obra, lo cual me emociona profundamente. Agradezco también que sea promovido un género
al que tanto amo y respeto, como lo es el cuento”, dijo la escritora.

“El género fantástico tiene en Amparo a una de las máximas representantes de la literatura fantástica, a la altura de Julio Cortázar, de Carlos Fuentes o de Jorge Luis Borges. Es tan original como cada uno de ellos, pero también muy distinta, pues ha hecho suyas las reglas de lo fantástico para dotarlas de su personalidad”, dijo Georgina García Gutiérrez, catedrática de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Para la investigadora, leer los cuentos de Dávila significa adentrarse en la posibilidad de lo intangible en
la vida y, en particular, de saber que en cualquier momento “puede darse la irrupción de lo insólito en la cotidianidad”, de ahí incluso que la recepción en general a la literatura fantástica haya creado una especie de subcultura en México entre los jóvenes.

Son elementos que sirven como fondo para el lanzamiento del Premio Nacional de Cuento Fantástico que lleva su nombre, a través del cual se busca aprovechar las herramientas tecnológicas para promover la obra de la autora de títulos como Tiempo destrozado, Música concreta o Árboles petrificados, con el que obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia en 1977.

La convocatoria es considerada única en su tipo, porque opera únicamente de forma digital, pues la recepción de trabajos será a través del sitio www.premioamparodavila.com, donde se podrá ver la inscripción de los textos participantes y a través de correo electrónico se tendrá confirmación de la misma.

El premio, dirigido a escritores que solo hayan publicado un libro de narrativa e impulsado por el Conaculta y el gobierno de la capital de Zacatecas, tendrá un monto económico de 100 mil pesos.