'Dar en el clavo': subasta de cucharas de albañil intervenidas

El Día de la Santa Cruz se subastarán 100 cucharas de albañil intervenidas por artistas plásticos, escritores, arquitectos, músicos, diseñadores y connotadas personalidades en el proyecto Dar en ...

Dar en el clavo, subasta de cucharas de albañil intervenidas por artistas plásticos y grandes personalidades del país, iniciativa de la asociación Construyendo y creciendo (http://construyendoycreciendo.org) realizada por vez primera en mayo de 2014, superó ese año todas las expectativas y, por ello, se ha organizado una segunda edición.

En aquel momento, la centena de cucharas de altísima calidad ofertadas fueron subastadas en su totalidad y los albañiles descubrieron con gozo que sus paletas de trabajo podían sorprender con otra mirada. Los más de mil asistentes pujaron con solidario entusiasmo elevando el precio de las mismas y, como consecuencia, el nombre de la fundación reverberó en los medios de comunicación generando reconocimiento y nuevas alianzas que han permitido obtener fondos para continuar con esta labor educativa de albañiles y trabajadores de la construcción, quizá el sector más olvidado de todos.

Este 3 de mayo de 2016, Día de la Santa Cruz, día de los albañiles, se subastará una centena de cucharas, esperando superar lo recaudado en el esfuerzo anterior, gracias al apoyo de los compradores y, por supuesto, de los artistas plásticos, escritores, arquitectos, músicos, diseñadores y connotadas personalidades que, de manera desinteresada, intervinieron una o varias cucharas de albañil con el objetivo de abrir más aulas a fin de que los trabajadores de la construcción puedan estudiar en sus sitios de trabajo.

Para esta nueva subasta Dar en el clavo, hay varias novedades. En primer término, sumándose a la causa de Construyendo y creciendo, el artista Fernando González Gortázar generosamente elaboró seis bellísimas esculturas como serie. Son siete series numeradas de seis cucharas cada una, manufacturadas por Juan Álvarez del Castillo, cereza del pastel en la recaudación de fondos. Una de estas series, por única ocasión se venderá de manera individual esa noche.

En segundo lugar, a un grupo de albañiles que estudian en las aulas de Construyendo y creciendo se les brindó un taller piloto de grabado en linóleo. De entre el grupo, seis trabajadores de la construcción lograron crear grabados de calidad que se expondrán en la subasta cerrada. En este caso específico, y de manera extraordinaria, 50 por ciento de lo que se recaude de ellos será para los propios autores, es decir para el albañil-artista, como una manera de brindarles apoyo, promover su creatividad y motivarlos a la creación artística.

En tercer término, Emilio Payán realizó una Cajonera gráfica que asemeja el mueble de un grabador con sus placas de acero intervenidas (en este caso sobre cucharas de albañil) y con numerosos grabados en papel en los cajones del mismo. Payán autorizó que los grabados estén asimismo disponibles en la subasta cerrada a fin de que más compradores puedan sumarse a apoyar a Construyendo y creciendo. Por otra parte, gracias a Nezly Cohen, se ofrecerán en la subasta cerrada litografías y mixografías de Miguel Ángel Alamilla.

Por último, en esta ocasión se contará con una participación especial. Siena Parodi Camarena, una pequeñita de ocho años, quien ya lee a Shakespeare y a Cervantes, al ver a su padre pintando su cuchara, decidió diseñar un libro cuchara para recabar, así se lo propuso, cuando menos mil pesos para contribuir a que los albañiles puedan, como ella, leer y escribir. Si esta conciencia social pudiera contagiarse a más niños, a más jóvenes, a muchos más mexicanos, nuestra realidad como país sería otra.

Construyendo y creciendo, asociación reconocida por la Junta de Asistencia Privada, también nació de la iniciativa de un joven. En 2004, José Shabot Cherem, aún estudiante universitario de ingeniería civil, empezó a trabajar de residente en una construcción que dirigía el ingeniero Moisés Shabot, su papá, y muy pronto se dio cuenta que una gran cantidad de los trabajadores no sabían leer ni escribir. Indignado, decidió buscar los medios para ofrecerles una oportunidad a quienes por carencias, marginación, falta de estímulo, pobreza o cualquier otro motivo interrumpieron, o bien nunca tuvieron, un proceso escolar.

Inicialmente, la iniciativa motivó a su familia a dar unas horas de su tiempo para alfabetizarlos, pero pronto advirtieron que había que institucionalizar el esfuerzo para tornarlo efectivo, hecho que se logró en 2004 sumando al Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA).

Hoy, después de 12 años de trabajo, en alianza con el INEA, la Universidad Iberoamericana, el Tec de Monterrey y la SEP, Construyendo y creciendo se ha consolidado ofreciendo programas de alfabetización, educación primaria, secundaria y preparatoria; así como cursos de educación técnica y desarrollo humano a albañiles de una veintena de construcciones, superando la cifra de 11 mil trabajadores atendidos. De entre ellos, poco más de 750 han obtenido sus certificados de primaria y secundaria, y más de 500 han aprendido a usar la computadora (alfabetización tecnológica), un puñado ha terminado la preparatoria y hay quienes han obtenido título de programadores web.

Recientemente se inició una nueva etapa, poniendo aulas móviles en explanadas delegacionales a fin de que quienes comienzan sus estudios no se vean impedidos a terminarlos si la obra en construcción llega a su fin. Este programa, aún piloto, se busca extenderlo a todas las delegaciones. Gran parte de lo recaudado la noche de la subasta será para rentar y habilitar aulas móviles que funcionen en las delegaciones de la ciudad.

Construyendo y creciendo desea seguir cambiando la vida de más trabajadores de la construcción y de sus familias. Estos albañiles, que vienen por temporadas cortas y entre cosechas a la Ciudad de México, regresan a sus lugares de origen y, como han dicho algunos de ellos en las ceremonias de conclusión de estudios, la oportunidad de abrir su mente, de estudiar, de crecer, no solo cambia su visión de mundo, sino que les permite incidir en sus mujeres e hijos, en el pueblo entero que, con educación y ejemplo, puede gozar de un mañana más optimista.

Con esta subasta Dar en el clavo que nos convoca, dirigida por Cynthia Aguirre y María Elena Blanco, con el apoyo de patrocinadores, aliados, familiares y amigos, Construyendo y creciendo podrá seguir sembrando futuro.

__________

Texto y fotos del catálogo Dar en el clavo, publicados con la autorización de su autora. Martes 3 de mayo, 19:30 hrs., en JW Marriot Santa Fe, Avenida Santa Fe Núm. 160.

 

Fotos: Obras de

Roger Von Gunter

Vanessa García

Noé Katz

Javier Almanza

Carmen Parra

Lila Dipp