Una cuchara gana concurso de inventos del Teletón

A pesar de su simplicidad, el artefacto fue galardonado por el potencial que tiene al permitir que los niños con discapacidad se alimenten por sí mismos.
Gabriela Zúñiga y Cristian Calderón son alumnos de diseño industrial en el "Tec" de Aguascalientes.
Gabriela Zúñiga y Cristian Calderón son alumnos de diseño industrial en el "Tec" de Aguascalientes. (Jorge Carballo)

México

Una cuchara ergonómica puede hacer la diferencia para que niños con alguna discapacidad, cuyas manos no pueden sujetar los mangos de los cubiertos convencionales, logren alimentarse por sí mismos y así llevar una vida mejor.

“Encontrar una cuchara que se pudiera adaptar a la mano de mi hija sería extraordinario porque usar los objetos normales es más dificultoso; mi niña al principio requería de apoyo para sujetar el cubierto o yo se lo amarraba con venditas o trapitos para enseñarle”, señaló Érika Martínez Garay, madre de Landy Estrada Martínez, una niña de cinco años que tiene parálisis cerebral.

Dos universitarios del Tecnológico de Monterrey diseñaron un kit de cucharas ergonómicas por las que obtuvieron el primer lugar dentro del segundo Concurso Universitario Teletón “Atrévete  a ver”, que incluye un premio de 100 mil pesos, el cual impulsa el desarrollo de dispositivos que contribuyen a mejorar la vida cotidiana de niños con discapacidad.

El desarrollo

Para desarrollar sus cucharas ergonómicas, llamadas To-To, los estudiantes hidrocálidos del Tec de Monterrey realizaron estudios durante dos años en el CRIT Aguascalientes, observando a los niños del área de terapia ocupacional y bajo recomendación de las terapeutas.

“Llegamos al CRIT Aguascalientes, al área de Terapia Ocupacional, y nos dimos cuenta de las dificultades que tenían los niños para alimentarse ellos solos, lo que es básico para tener una vida autónoma”, explicó Gabriela Zúñiga, alumna del noveno semestre de diseño industrial del Tec de Aguascalientes.

“Sobre eso desarrollamos seis mangos basados en la ergonomía de la extremidad y los agarres. Terminamos con dos, los más funcionales para todos los niños, que se adaptan a casi todas las manos”, abundó.

Cristian Calderón, compañero de Zúñiga, señaló que el proyecto no se queda en el prototipo de cerámica que elaboraron, sino que seguirán adelante hasta firmar un convenio con una empresa de plásticos para que produzca en serie los utensilios, a fin de que todos los menores apoyados por el Teletón puedan tener esas cucharas.

“La siguiente etapa es crear primero la marca y solicitar las patentes de las cucharas y los mangos para continuar con la producción y hacer que esto llegue a los niños; esa es nuestra visión y con eso vamos a seguir hasta ver que un niño pueda obtener su propio kit y lo veamos funcionalmente”, señaló Calderón.

Éxito en las pruebas

Las cucharas To-To funcionaron tan bien en el centro de rehabilitación, que Arturo Pichardo, director médico general del Sistema CRIT, asegura que en el centro de rehabilitación de Aguascalientes ya demandan utilizar esos artefactos.

“El objetivo final es que estos proyectos se hagan en trabajos concretos que lleguen a ser realmente dispositivos de asistencia para las personas con discapacidad en el país. Los derechos son de los autores y nosotros lo único que les pedimos como institución es probar los prototipos con nuestros pacientes e integrarlos dentro de nuestro equipamiento en los centros”, declaró Pichardo.

“En Aguascalientes me están solicitando hacer los inventos ganadores parte de las herramientas; ya depende de los autores que empiecen a producirlos”, acotó.

En su primera edición, el concurso del Teletón “Atrévete a ver” consistió en una convocatoria para realizar videos que concientizaran sobre la discapacidad.

Este año se modificó la competencia para generar inventos que contribuyan a mejorar la vida de esos niños, y se premió a los tres primeros prototipos de 25 semifinalistas impulsados por 530 universitarios de todo el país.

“El objetivo es acercar a los universitarios a reflexionar, a ponerse en los pies de la gente con discapacidad, a sentir como ellos y proponer (…) La idea es crear dispositivos para ayudar a la gente con discapacidad, y la respuesta fue maravillosa”, señaló el periodista Álvaro Cueva, integrante de la Comisión Permanente de Premiación del concurso.

El segundo lugar recibió 75 mil pesos y fue otorgado a estudiantes del Instituto Tecnológico de Aguascalientes con el proyecto “Sireg”, una silla regadera para facilitar el aseo personal.

El tercer premio, con 50 mil pesos, fue para estudiantes de la Universidad Panamericana Campus Bonaterra Aguascalientes con la aplicación para Android “Hablameee”, que facilita la comunicación a través de íconos.

• • •

Mejoran cubierto para gente con párkinson

A poco de las fiestas de fin de año, Google está invirtiendo dinero, cerebros y tecnología en mejorar una cuchara que, por medio de cientos de algoritmos, permite a las personas que padecen párkinson alimentarse sin derramar su comida.

El artefacto llamado Liftware, que percibe el movimiento de la mano y efectúa instantáneamente los ajustes para mejorar el equilibrio, redujo 76 por ciento el temblor en ensayos clínicos. “Queremos ayudar a la gente en su vida cotidiana, y a largo plazo comprender mejor la enfermedad”, dijo la vocera de Google, Katelin Jabbari.

“Es totalmente novedoso”, dijo la neuróloga Jill Ostrem, especialista en trastornos del movimiento y asesora de los inventores de Liftware. Según ella,  la cuchara ha sido de ayuda notable para sus pacientes.

“No podían comer por su cuenta, había que alimentarlos, pero ahora se alimentan solos... (la cuchara) no cura la enfermedad, el temblor persiste, pero es un cambio muy positivo”, opinó Ostrem.

Google adquirió en septiembre, por una suma no revelada, la empresa Lift Labs. Más de 10 millones de personas en el mundo padecen temblor esencial o Párkinson y una afectada por el padecimiento es la madre de Sergey Brin, fundador de Google.

AP/Mountain View

• • •