• Regístrate
Estás leyendo: Cuando un cartel puede cambiar el corazón de la gente
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 09:59 Hoy

Cuando un cartel puede cambiar el corazón de la gente

El Centro para el Estudio de la Gráfica Política de Los Ángeles presenta una exposición de carteles en el popular Mercado La Paloma de esa ciudad.
Publicidad
Publicidad

Artistas gráficos y expertos destacaron hoy en la ciudad californiana Los Ángeles (EU) el poder de un cartel antes que el de un arma de fuego a la hora de despertar voluntades y cambiar el corazón de las personas.

“Si a una persona le apuntan con una pistola en la cabeza hará lo que le exigen, pero no le van a cambiar el corazón”, dijo a Carol Wells, fundadora del Centro para el Estudio de la Gráfica Política (CSPG, por sus siglas en inglés) en esta ciudad.

Wells, que desde el inicio de los años ochenta colecciona carteles y afiches de carácter político, manifestó que el valor de un póster radica en que “puede cambiar el corazón a la gente, la forma de pensar y entender el mundo”.

El Center for the Study of Political Graphics celebró un taller de sobre técnicas de elaboración de carteles a base de la técnica de plantilla matriz (stencil), en el marco de la exposición ¿Para proteger y servir?: Cinco décadas de afiches de protesta contra la violencia policial, que desde el pasado 15 de mayo se exhibe en el Mercado La Paloma, en el centro de Los Ángeles.

Caroll Wells, fundadora del centro

Wells, de 72 años, es una historiadora del arte que en 1981, durante “sus tiempos de activista”, estuvo en Managua, Nicaragua, país en el que en vio en una casa humilde un cartel que mostraba a una mujer con un canasto con café rojo y la leyenda: “Construyendo la patria nueva, hacemos la mujer nueva”.

Aquello fue el germen de una búsqueda de afiches políticos de todo el mundo que no se ha detenido y que dio a pie a la creación de CSPG, institución que al día de hoy alberga más de 90 mil carteles y de cuyo fondo salieron los 75 diseñados en Estados Unidos y América Latina que integran la muestra que se exhibe en este popular mercado.

“En Estados Unidos la violencia de la policía es evidentemente racial”, declaró Wells, quien precisó que en el sur del país están “ligados al pensamiento político y clase social”.

La exhibición, que se mantendrá abierta hasta el próximo 15 de julio, incluye una sección internacional con afiches que denuncian la violencia de Estado durante “la dictadura de Augusto Pinochet, en Chile” o reclaman al gobierno mexicano respuestas por los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa.

Wells recordó que los carteles contra “la brutalidad policíaca” en EU llevaron a que muchos de sus autores “se expatriaron en Europa” y algunos hasta “se suicidaron en la cárcel” en la década de los años cincuenta, mientras que “hoy muchos diseñadores tienen el temor de perder sus empleos en empresas y por eso no firman sus afiches”.


                           Contra la brutalidad policiaca (CSPG)

Uno de los que impartieron el taller hoy y participan en la muestra es Carlos Callejo, de 67 años y quien contó que en 1969 comenzó a colaborar con un colectivo para crear “propaganda de agitación” en protesta por los abusos policiales contra los inmigrantes mexicanos y los chicanos.

“Por mis pósters, en 1971 policías sin uniforme de Los Ángeles me detuvieron y encontraron un montón en la cajuela de mi carro”, los cuales le fueron decomisados, recordó Callejo.

Entre esos afiches, señaló, había uno que criticaba que mientras la población latina en ese entonces era el 7 por ciento de la población del país, los soldados hispanos muertos en Vietnam constituían el 28 por ciento.

Uno de los carteles de Callejo en exhibición muestra a “un policía con un sol” en la mitad del cuadro y el mismo personaje “con la capucha del Ku Klux Klan con la luna” en la otra mitad.


         Contra la detención de inmigrantes mexicanos a EU (CSPG)

Otro artista que participa en la muestra, que cuenta con el patrocinio de Mike Kelley Foundation for the Arts, es Walter Cruz, de 29 años y residente de Nueva York.

La muestra expone varios trabajo de Cruz, entre ellos un diseño hecho junto a la profesora de arte Stephanie Jones sobre el movimiento “Las vidas de los negros importan” (Black Lives Matter) de 2016.

“No siento miedo por hacer pósters, porque en EU tenemos la libertad de expresión”, afirmó; sin embargo, es consciente de que en países bajo regímenes autoritarios a los diseñadores de pósters “los encarcelan o asesinan”.

AG




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.