Se cuadruplica la proporción de varones en cirugías estéticas

El especialista Alejandro Molina, certificado por la American Academy of Cosmetic Surgery, comenta que hace dos años 5% de las operaciones correspondía a varones y ahora es 20%.
El experto aclara que los nuevos procedimientos son entre 5 y 10 por ciento más caros que la antigua liposucción.
El experto aclara que los nuevos procedimientos son entre 5 y 10 por ciento más caros que la antigua liposucción. (Notimex)

México

La proporción de cirugías y procedimientos estéticos en varones se cuadruplicó en los últimos dos años, “debido a que se acabaron los tabúes” de que solo son para mujeres, aseguró Fernando Molina, especialista certificado por la American Academy of Cosmetic Surgery.

En México, detalló Molina, la práctica de estos procedimientos en hombres pasó de 5 a 20 por ciento y la mayoría de los que solicitan estos servicios tiene entre 24 y 40 años.

El cirujano afirmó que hay un mayor interés de los hombres por mejorar su apariencia física, además de que las técnicas que se utilizan en esa rama de la medicina son menos invasivas actualmente.

Explicó que el uso de las cánulas gruesas e invasivas “va de salida” desde que se aprobó hace casi una década en Estados Unidos la lipólisis láser, técnica que se emplea cada vez más.

Pero en casos de obesidad mórbida, subrayó, lo recomendable es que el paciente se someta primero a un régimen alimenticio para bajar de peso, antes que a un procedimiento con láser, para que pueda obtenerse un resultado favorable.

Recordó que los interesados en una cirugía estética o plástica deben acudir siempre con un profesional que cuente con cédula de especialidad y someterse a la intervención en clínicas que tengan el permiso que otorga la  Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Lipólisis láser

Esa intervención consiste en “quemar” los lípidos de los cachetes y crea una reacción química para que los triglicéridos se separen de las células grasas, se descompongan y el cuerpo las consuma por la necesidad de energía.

Para la lipólisis láser se requiere de una fibra óptica de 2  milímetros de diámetro, la cual se introduce en los depósitos grasos subcutáneos y con la ayuda de un rayo láser de baja intensidad se destruye de manera selectiva las células de grasa en la membrana celular, sin lesionar tejidos adyacentes.

En entrevista, luego de realizar una lipólisis en papada y una bichectomía a un paciente de más de 30 años, Molina señaló que ambas intervenciones pueden realizarse en un par de horas y solo con anestesia local.

“Se punciona y con el láser se derrite la grasa, del hoyo por donde se mete la fibra óptica sale el líquido, y la ventaja es que el calor altera la piel y va a generar colágeno; la piel se va a retraer y no queda flácida”, aseguró el especialista.

“No deja cicatrices porque se mete a través de un catéter y es como si nos pusieran suero, genera retracción, no deja cicatrices y mejora la calidad de la piel”, detalló, tras señalar que la lipólisis puede realizarse en diversas zonas del cuerpo como el rostro, abdomen, piernas y glúteos.

Acotó que los nuevos procedimientos con láser son entre 5 y 10 por ciento más caros que la antigua liposucción; sin embargo, “vale la pena invertir por una técnica que no deja cicatrices y que no pone en riesgo la vida”, opinó.

La lipólisis de papada, por ejemplo, tiene un costo aproximado de 21 mil pesos, y quien se somete a una cirugía de este tipo puede estar haciendo sus actividades normales en tres días.

Procedimientos solicitados

Los procedimientos de rejuvenecimiento como la aplicación de bótox o de ácido hialurónico, al igual que la lipólisis de papada, la bichectomía (reducción de cachetes), el injerto de cabello y las rinoplastias (cirugía de nariz), son los más solicitados.

La bichectomía consiste en retirar las bolsas de bichat que se encuentran en las mejillas, las cuales contienen grasa. Al extraerlas se afinan los pómulos y se reduce el volumen del cachete.

En cuanto a la bichectomía, explicó que “se hace una pequeña incisión en la parte interior de la boca y sin necesidad de anestesia, solo con sedación local, se va jalando la grasa, con precaución, cuidando la seguridad del paciente que está consciente”.

El especialista señaló que se debe desconfiar de quienes ofrezcan inyectar cualquier sustancia en glúteos, piernas, brazos o cualquier otra parte del cuerpo para aumentar su volumen, ya que pueden poner en riesgo la vida.

En la actualidad lo único que puede inyectarse es la toxina botulínica (conocida como bótox) y el ácido hialurónico para tensar y rellenar la piel, pero sus beneficios solo duran unos meses.