La crítica de música: De tal Tort, tal músico

Tort considera que lo malo de la educación lírica en México es que, comúnmente, se piensa que en canto sólo existe la ópera.
César Tort dirige en el Conservatorio.
César Tort dirige en el Conservatorio. (Gabriela Casas Cabrera)

México

Heredero del talento de su padre, el maestro César Tort –educador y compositor con una larga e importante trayectoria–, Germán Tort lleva la música en la sangre. Este año, como director coral, participó en el reestreno de una cantata de don César, La espada, en la Sala Nezahualcóyotl, donde se contó con la colaboración del Coro y Orquesta de la Secretaría de Marina-Armada de México. Tanto le gustó su desempeño a Germán, que como docente del Conservatorio Nacional de Música, organizó a algunos de los alumnos más avanzados en el Ensamble Solistas y el Ensamble Vocal Juvenil para celebrar juntos dos conciertos navideños en el Auditorio Silvestre Revueltas de la escuela.

Este tipo de encuentros son muy provechosos, dice el maestro. “A los jóvenes les sirve mucho hacer trabajo con un coro como el de la Marina, además de ser acompañados por una orquesta profesional. Mientras que los músicos y cantantes de la Marina disfrutan mucho tocar en diferentes foros, así como participar en proyectos distintos a los que están habituados, como es tocar en el Conservatorio Nacional. Su calidad está fuera de discusión, pues la mayor parte de sus integrantes son músicos que provienen de diferentes orquestas profesionales. Sin embargo, falta que se conozca más su trabajo entre el público en general”.

Mañana a las siete y media de la noche en el Conservatorio Nacional (Avenida Presidente Masaryk 582, Polanco) se celebrará el segundo Concierto de Navidad, en el que se interpretará el Oratorio de Noël op. 12 de Camile Saint Saëns, obra que casi nunca se toca en México, explica el director. “Es una obra para cinco solistas, coro y orquesta, que incluye muchos solos, lo que permite que los cantantes del Conservatorio y de la Marina se luzcan. También incluimos El Mesías, de Georg Friedrich Händel, obra muy conocida, que resulta muy provechosa para los alumnos, porque también les permite realizar solos”.

Tort considera que lo malo de la educación lírica en México es que, comúnmente, se piensa que en canto sólo existe la ópera. “Por ello, todos los cantantes sólo quieren hacer Verdi o Puccini, pero hay un repertorio en la música clásica de oratorios, lieds y canciones de muchos compositores que no se canta y que el público debería conocer”.

La primera presentación del Concierto de Navidad, el miércoles pasado, fue una buena experiencia para todos los participantes, especialmente los alumnos del Conservatorio Nacional, asegura Germán Tort. “Estuvieron muy contentos, porque además el público respondió muy bien. La experiencia les servirá a los alumnos para su crecimiento artístico”.