La crítica: Teatro: FITB 2016 / y II

Los seleccionados son dramaturgos comprendidos en un rango de edades entre 21 y 35 años.
'Una luna para los malnacidos'.
'Una luna para los malnacidos'. (Especial)

México

Un hombre ajeno de Alejandro Ricaño, Monólogo para dos actrices y un cerdo con gastritis de Sara Pinedo, Solitario Joseph de Diego Álvarez Robledo, Padre fragmentado dentro de una bolsa de Ángel Hernández, Todavía tengo mierda en la cabeza de Bárbara Perrín, Antígona de David Gaitán, Strum ruger o el rugido de los huesos de Josué Almanza, Jim Morrison de Javier Márquez, Precisiones para entender aquella tarde de Hugo Wirth y Aperturas de Nora Coss, son las obras de autores mexicanos que se han presentado en lectura dramatizada en este XV Festival Iberoamericano de Bogotá, Colombia, con llenos prácticamente en todas las sesiones. Los seleccionados son dramaturgos comprendidos en un rango de edades entre 21 y 35 años. Sus obras están siendo distribuidas en un volumen (en edición del FITB, UdeG y PdeG) en las bibliotecas colombianas y en las universidades con carrera de teatro. De hecho la Red de Escuelas de Teatro que coordina académicamente Epifanio Arévalo es la encargada de las lecturas. Con un tiraje de mil ejemplares, 500 de ellos se quedan en Colombia, a excepción de algunos que se han obsequiado a directores y periodistas extranjeros que esperamos multipliquen su difusión. El resto de los ejemplares se distribuirán en México en librerías. Este es un evento de la Escuela del Festival que me parece crucial dentro de este FITB 2016 en que México es el invitado de honor.

A las obras que ya mencionamos la semana pasada, participantes del Festival, se suman Memorias de dos niños caracol de y con Conchi León y Antonio Zúñiga, que resultó una caricia entrañable para niños y adultos; Una luna para los malnacidos de Eugene O´Neill, producción de la Dirección de Teatro de la UNAM, bajo la espléndida dirección de Mario Espinosa que logra en este trabajo una puesta en escena memorable que tiene al público colombiano al borde de la butaca. La agrupación Teatro Línea de Sombra (TLS), una de las más socorridas por los festivales internacionales, no podía estar fuera de la espléndida curaduría que ha hecho para este FITB 2016 su directora Ana Marta de Pizarro, en lo relativo a México. Su ya clásico montaje Baños Roma ha terminado por completar el mapa diverso de la presencia de nuestro teatro en Colombia. De la Compañía Nacional o la UNAM a TLS se abre un abanico complejo de estéticas y lenguajes. Pequeños territorios en reconstrucción es la otra pieza que TLS ha presentado en Bogotá, a partir de un trabajo entre los dos países para hablar del fenómeno de los desplazados por la violencia. En fin, México ha quedado espléndidamente en este FITB 2016.