La crítica: Teatro: Apresan titiriteros en Madrid/I

Detenidos por la Policía dos integrantes de la compañía teatral Títeres Desde Abajo, por la puesta en escena de su nueva obra: La Bruja y don Cristóbal.
¿“Enaltecimiento del terrorismo”?
¿“Enaltecimiento del terrorismo”? (Especial)

México

De verdad preferiría reír o escribir una obra satírica, pero resulta preocupante en varios sentidos lo que ocurrió el pasado viernes en Madrid, España, cuando fueron detenidos por la Policía dos integrantes de la compañía teatral Títeres Desde Abajo, por la puesta en escena de su nueva obra: La Bruja y don Cristóbal.

Citemos un comunicado de la Confederación Nacional del Trabajo, de España, a la que está afiliado uno de los titiriteros en cuestión: "La obra está protagonizada por una bruja, que representa a las personas de mala fama pública, y que se ve en la situación de enfrentarse a los cuatro poderes que rigen la sociedad, esto es: la Propiedad, la eligión, la Fuerza del Estado y la Ley. La protagonista está en su casa, y [...] su vida es interrumpida por la aparición del Propietario, que resulta ser el legítimo poseedor legal de la casa donde vive [...] decide aprovecharse de la situación para violar a la bruja; en el forcejeo, la bruja mata al propietario. Pero queda embarazada, y nace un niño. Es entonces cuando aparece la segunda figura: una monja, que encarna la Religión. La monja quiere llevarse al niño, pero encuentra resistencia en la bruja, y en el enfrentamiento la monja muere. Es entonces cuando aparece el Policía, que representa la Fuerza del Estado, y golpea a la bruja hasta dejarla inconsciente, y tras ello, construye un montaje policial para acusarla ante la Ley, colocando una pancarta de 'Gora Alka-ETA' sobre su cuerpo, que intenta mantener en pie para realizar la foto, como prueba. A partir de este montaje policial, surge la cuarta figura, que es la del Juez, que acusa y condena a muerte a la protagonista, sacando una horca. La bruja se las arregla para engañar al juez, que mete la cabeza en su propia soga, y la aprovecha para ahorcarle, para salvar su propia vida. El relato continúa algo más, pero esta es la esencia de lo que transcurre, y donde se encuentra toda la polémica".

Bajo la acusación de "enaltecimiento del terrorismo" colocan a los miembros de la agrupación teatral en el territorio de la Ley Antiterrorismo, por lo que podrían recibir hasta dos años de cárcel. El miércoles salieron en libertad provisional, pero con los cargos intactos y con medidas cautelares extraordinarias, aunque no se sostenga la acusación porque se saca de contexto el letrero "Gora Alka-ETA" que en realidad critica la fabricación de pruebas y culpables a cargo de agentes de la ley. El contenido estructural en la obra es muy otro, como se ve, así como muy otras son las intenciones ocultas del juez y la fiscalía. De eso hablaremos en una semana.