La crítica: Música: El órgano barroco y su arte

Eric Brottier es uno de los participantes estelares del Festival Internacional de Órgano Barroco que inició el domingo pasado y concluirá el 6 de diciembre.
Brottier, hoy en la Parroquia de San Agustín.
Brottier, hoy en la Parroquia de San Agustín. (Xavier Quirarte)

México

Además de gran intérprete de la música barroca, Eric Brottier es un reconocido restaurador de órganos históricos y un estudioso del tema. Elegido por la ciudad de París como experto técnico en sus instrumentos históricos, es uno de los participantes estelares del Festival Internacional de Órgano Barroco que inició el domingo pasado y concluirá el 6 de diciembre. El encuentro, de entrada gratuita, incluye actividades en la Ciudad de México, Oaxaca, Puebla y Tlaxcala.

Minutos antes de impartir una conferencia sobre la organería francesa en los siglos XVII y XVIII, Brottier comenta que hace años trabajó en la restauración del órgano del templo de Santa María de la Asunción de Tlaxiaco. "Fue un trabajo que podría calificarse como de organeros sin fronteras, porque lo hicimos en condiciones muy económicas", dice con una sonrisa.

Los órganos franceses históricos son muy diferentes a los de México, afirma. "El órgano mexicano no es muy distinto del ibérico, pero el francés es completamente otro instrumento. Es muy grande y tiene varios teclados adaptados a una música que tiene que ver con la liturgia católica de los siglos XVII y XVIII. La música de esta época requiere de órganos grandes porque tiene una fuerte influencia de las óperas de la corte de tiempos de Luis XIV."

Brottier se presentará hoy a las ocho de la noche en la Parroquia de San Agustín de la Ciudad de México (Horacio 921, Polanco). "Tocaré en un órgano moderno, de hechura holandesa, pero que tiene una estética clásica de los países del norte de Europa de la época barroca, fines del siglo XVII. Está muy bien adaptado para tocar especialmente la música de la época de Johan Sebastian Bach y de su maestro Dietrich Buxtehude. He elegido hacer un programa dedicado a estos compositores: la primera parte tendrá un carácter religioso, mientras que las dos últimas piezas corresponden más bien a la música de cámara."

El viernes 30 de octubre, a las 12:00 horas, tocará en el órgano histórico de la iglesia de Santo Domingo Yanhuitlán, en Oaxaca. El maestro indica que se trata de "un órgano muy hermoso, lo mismo que el convento. Tiene una sonoridad excelente y una caja acústica magnífica, completamente policromada, lo mismo que los tubos. He previsto un programa de música esencialmente ibérica y francesa del siglo XVII, con autores como Charles Racquet, Pablo Bruna, François Roberday y Fray Luis Coutinho. Generalmente los organistas adaptamos los programas al tipo de órgano en el que vamos a tocar".