La crítica: Grecia, música y poesía

La cantante Alexandra Gravas diseñó un programa que une dos partes importantes de la cultura griega: la poesía y la música.
Alexandra Gravas, hoy en la sala Ponce.
Alexandra Gravas, hoy en la sala Ponce. (Especial)

México

Para la cantante Alexandra Gravas, quien hoy a las siete de la noche presentará el recital Grecia en la poesía y en la música en la sala Manuel M. Ponce de Bellas Artes, es un muy importante promover la cultura de un pueblo. En nuestro tiempo, dice, "la cultura es la mejor embajadora, porque te comunicas con la gente directamente. Y la música es muy importante porque no tiene fronteras: es universal".

La cantante griega diseñó un programa que une "dos partes importantes de la cultura griega: la poesía y la música. Somos muy afortunados en Grecia, porque, en los años sesenta, Mikis Theodorakis musicalizó, por ejemplo, poemas de Odysseas Elytis y Yorgos Seferis, e hizo accesible la gran poesía al pueblo. Creo que antes que él nadie había hecho algo así en Grecia. Tenía esta idea loca, pero creía en lo que hacía: llevar la gran poesía a las masas, que la adoraron".

La mayoría de los poetas nacieron a principios del siglo XX —salvo Constantino P. Kavafis, que es de 1863—, pero su mensaje llega claro hasta nuestros días. La mezzosoprano afirma que los textos "hablan del amor, el dolor, la revolución, el humanismo, cosas que importan ahora tanto como hace 50 o 100 años. Algunas canciones de Theodorakis con poemas de Elytis fueron inspiradas por la Segunda Guerra Mundial y, desafortunadamente, parecen hablar de la actual catástrofe humana, el sufrimiento, la pérdida de identidad y otras cuestiones. Las palabras de los poetas son muy actuales".

Los griegos son muy melancólicos, advierte la cantante entre risas, pero los ambientes musicales de las piezas son diversos. "Por ejemplo, tenemos a Calliopi Tsoupaki, griega que vive en Holanda, quien tiene un toque más contemporáneo. Luego tenemos a Manos Hadjikadis, un gigante de la composición, de la misma edad que Theodorakis. ¿Qué puedo decir de los ambientes? Son alegres, melancólicos, tristes... Incluso hay unas canciones en español, de Pantelis Palamidis, griego nacido en Venezuela. Hay muchos estilos, algunos muy clásicos, otros populares y algunas mezclas".

Seguramente el concierto de Alexandra Gravas, acompañada por la pianista Despina Apostolou-Hölscher, será muy intenso, si nos atenemos a las palabras del novelista Louis de Bernières: "Ella está entre quienes han sido elegidos como mensajeros de la vida". La idea de la cantante es "conmover a la gente, que escuchen algo que tal vez no escucharán en ninguna otra parte. Tal vez yo puedo expresar algo que nadie puede, que quiere decir, pero no puede, porque no tiene la voz o la manera de expresarlo".