La crítica: Espacios: Propiedades de la luz

Hace dos semanas se inauguró una interesante exposición del artista estadunidense Fred Sandback (1943-2003) en la galería Proyectos Monclova.
Pieza de Fred Sandback (1943-2003).
Pieza de Fred Sandback (1943-2003). (Moritz Bernouilly)

México

Hace dos semanas se inauguró una interesante exposición del artista estadunidense Fred Sandback (1943-2003) en la galería Proyectos Monclova. Es una muestra muy recomendable, que estará abierta hasta el 11 de marzo, y que consiste en cuatro piezas escultóricas hechas con estambre y 21 dibujos en distintas técnicas, que ilustran las posibilidades de intervenir los espacios de exhibición, con líneas que forman planos. Aunque la explicación contenida en el texto de presentación es suficientemente clara, no hace referencia a las razones para el título de la exposición: Las propiedades de la luz.

La exposición se organizó en paralelo con la instalación de cuatro piezas escultóricas y dos dibujos de Sandback en la casa Gilardi, proyecto de 1977 realizado por el arquitecto Luis Barragán (1902-1988). En principio no quedaba muy claro cuáles podrían ser los puntos de contacto entre las obras de ambos artistas y cómo podrían dialogar entre ellas, mucho menos reflexionar en conjunto sobre las propiedades de la luz.

Barragán y Sandback nunca colaboraron en ningún proyecto, aunque el último manifestó mucho interés en el primero durante su última visita a México en 2002, en particular respecto a la Capilla de las Capuchinas de Tlalpan. Acerca de esta obra, Sandback manifestó su interés por la
luz natural que entra a la capilla por un vitral amarillo e ilumina una cruz de madera, la cual proyecta su sombra sobre el altar dorado, obra del escultor Mathias Goeritz.

Todas las posibles dudas acerca de los fundamentos de la investigación realizada en vida por Sandback se disipan inmediatamente al entrar en el comedor de la casa Gilardi a mediodía. La luz que penetra en el espacio de la célebre alberca de Barragán corta el agua y se refracta como si se tratara de un plano sólido. En ese mismo espacio se encuentra una pieza sin título de Sandback (Estudio escultural, construcción en esquina de dos partes, 1982/2007), que consiste en dos simples marcos superpuestos, realizados con estambres blancos y rojos. Como en casi todas las esculturas del artista, las líneas de estambre forman planos imaginarios en el espacio, singularmente en esta pieza al estar compuesta por ocho líneas y dos planos, por lo que forma un volumen muy similar al plano de luz que penetra en la alberca.

La relación entre la escultura de Sandback y la arquitectura de Barragán radica en el manejo de conceptos espaciales fenomenológicos, los cuales pueden ser discutidos y entendidos desde el punto de vista teórico, pero solamente se pueden constatar con la experiencia corporal del espacio.