El mayor exponente novohispano del barroco llega a NY

Entre las 11 piezas que se exhiben en el Met, se encuentra la "Transfiguración de Jesús".
La muestra permanecerá hasta el 15 de octubre.
La muestra permanecerá hasta el 15 de octubre. (Secretaría de Cultura)

México

La magna exposición Cristóbal de Villalpando. Pintor mexicano del barroco fue inaugurada en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (Met), con 11 piezas de colecciones públicas y privadas, que incluye el lienzo Moisés y la serpiente de bronce y la Transfiguración de Jesús, obra monumental de ocho metros que el artista, nacido en el siglo XVII, creó a los 34 años de edad para la Catedral de Puebla.

La secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, presidió la inauguración junto con Daniel Weiss, presidente del Met; Cándida Fernández, directora de Fomento Cultural Banamex, y Michael Corbat, director ejecutivo de Citigroup.

García Cepeda afirmó que con esta exposición se refrenda el compromiso del gobierno de México y de Enrique Peña Nieto en la preservación del patrimonio artístico de México, y se dialoga con el mundo a través de la cultura, que acerca naciones, hermana pueblos y nos enriquece como seres humanos.

Afirmó que esta exhibición muestra la riqueza artística de México, surgida de las culturas originarias y de la manera como se absorbió la influencia europea; de la prodigiosa mezcla de razas, de lenguajes creativos y de la diversidad que nos define.

Celebró que por primera vez Moisés y la serpiente de bronce y la Transfiguración de Jesús, restaurado por especialistas de México y Estados Unidos, se presente como un gesto de amistad con el Met y con el público que lo visita.

La funcionaria recordó que De Villalpando es considerado el pintor barroco más importante de la Nueva España por su originalidad, maestría técnica, innovadora visión, colorido y riqueza de matices. Su genio creó joyas del tiempo novohispano que las instituciones de cultura resguardan.

“El numeroso público del Met que lo visita, podrá apreciar la obra de Villalpando y encontrar en ella la esperanza humana, los colores del mundo novohispano y la mirada del mestizaje, esa mezcla de culturas que se expresa en el arte para reflejar la vida. Encontrará una de las muchas maneras de entender a México y a un creador que desde la tierra tocó el cielo con sus pinceles”.

Periodos creativos

Esta exposición, que es la segunda en el Met dedicada a nuestra nación desde 1990, da cuenta del periodo inicial de la vida creativa de De Villalpando, cuando trabajaba los enormes lienzos de la sacristía de la Catedral de Puebla. Destacan obras como Epifanía y El dulce nombre de María.

La muestra se ocupa también del periodo de madurez de Villalpando, con sus comisiones catedráticas como Moisés y la serpiente de bronce y la Transfiguración de Jesús (1683), que le permitieron perfeccionar su estilo y uso del color.

Para cerrar, el espectador podrá ver las obras pertenecientes a los primeros años del siglo XVIII, como Anunciación, de 1706, las cuales muestran a un pintor maduro, dueño de su propio lenguaje, que combina la experiencia con el placer de pintar, dispuesto a aventurarse en experimentos de luz y color.

La exposición fue curada por Jonathan Brown, catedrático de Bellas Artes de la Universidad
de Nueva York; Ronda Kasl, curadora del Departamento de Arte Colonial Latinoamericano del Met, y Clara Bargellini, Rogelio Ruiz Gomar y Pedro Ángeles Jiménez, especialistas del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM. La coordinación general del proyecto estuvo a cargo de Cándida Fernández de Calderón, directora de Fomento Cultural Banamex.

Para acompañar la exposición se editó un catálogo en español e inglés que abunda sobre las obras y los periodos a los que pertenecen las obras, además de incluir fotografías que detallan los símbolos de cada una de ellas.

La exposición ha sido posible gracias al apoyo de Citibanamex y la Fundación Díez Morodo, en colaboración con la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el Consulado General de México en Nueva York y el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Se presenta hasta el 15 de octubre en el ala Robert Lehman del Met.