La crisis de la sociedad, según Umberto Eco

Elisabetta Sgarbi, la responsable de La Nave di Teseo, sello editorial fundado por el pensador, comenta la temática del volumen, que aún no tiene editorial en español.
“Eco me enseñó lo que realmente significa editar libros”.
“Eco me enseñó lo que realmente significa editar libros”. (Cortesía La Nave di Teseo)

Madrid

El pensador italiano Umberto Eco era una infinita fuente de sugerencias, inteligencia, humanidad. “Siempre recordaré su última batalla, en la cual estuvimos muy unidos, y jamás olvidaré todas las cosas que me enseñó acerca de lo que realmente significa editar libros”, afirma Elisabetta Sgarbi, su amiga y editora, quien ayer dio a conocer en Italia, publicado por el recientemente nacido sello editorial La Nave di Teseo, el libro póstumo del escritor fallecido el pasado 19 de febrero: Pape Satan Aleppe. Cronache di una societá liquida (Padre Satán, Cuidado. Crónica de una sociedad líquida).

Se trata de una colección de ensayos publicados por el célebre autor de El nombre de la rosa en el semanario L’Espresso desde el año 2000, y que retoma su título del Canto VII del Infierno de La Divina Comedia de Dante, y su subtítulo de las ideas del pensador polaco de origen judío Zygmunt Bauman.

“La idea principal que une todos esos textos”, explica Sgarbi en entrevista con MILENIO, “es que cada uno representa una pieza de nuestra sociedad líquida, una sociedad caracterizada por la crisis de las ideologías y del Estado, pero más aún por la crisis de la comunidad. Vivimos en una sociedad individualista, cuyo subjetivismo extremo ha reconstruido sus bases modernas y la ha hecho más frágil que antes”.

Sgarbi compartió los últimos esfuerzos de Eco por la cultura, ya que fue uno de sus principales apoyos cuando se dio a la tarea de fundar La Nave di Teseo, un proyecto editorial, recuerda Elisabetta, “que Umberto Eco quiso que fuera un símbolo de independencia contra la peligrosa concentración de sellos editoriales, como ejemplifica el caso de Mondadori, que, sumado a RCS, ocupa más de 35 por ciento del mercado editorial. Él creía que la fundación de este sello era un deber moral para legar a las futuras generaciones. Eco estaba entre los fundadores de La Nave di Teseo, pero él se quiso sentir más bien un autor del sello, no un copropietario”.

Pape Satan Aleppe. Cronache di una societá liquida está compuesto, detalla la editora, de decenas de pequeños ensayos, ordenados en secciones temáticas en los que Umberto Eco abordó la obsesión de la visibilidad, la relación entre personas jóvenes y viejas, la vida online, los teléfonos celulares, el racismo, la buena y la mala educación, la crisis de los políticos, la estupidez, etcétera.

Sgarbi comenta también que en este momento apenas han comenzado a vender los derechos para la traducción del libro póstumo de Umberto Eco, “pero no sabemos todavía nada acerca de qué sello o editorial hará la versión en español”.

Por último, sobre el futuro de La Nave di Teseo, la editora comenta que van a publicar cerca de cuarenta títulos en éste, que es su primer año de vida, entre ellos obras de autores reconocidos como Tahar Ben Jelloun, Sandro Veronesi, Michael Cunningham, Jessie Burton y muchos otros. “Publicaremos autores italianos y extranjeros de ficción y no ficción, y también haremos una colección de poesía. Creemos en la buena literatura y vamos a trabajar duro apostando por ella”, concluye la conversación.