No hay crisis que pueda afectar la fuerza de un sueño: De Medeiros

Se tendrá la oportunidad de escuchar a la artista lusa durante el 41 Festival Cervantino.
Maria de Medeiros es una de las creadoras más reconocidas de Portugal, asegura que no hay crisis que pueda afectar la fuerza de un sueño.
Maria de Medeiros es una de las creadoras más reconocidas de Portugal, asegura que no hay crisis que pueda afectar la fuerza de un sueño. (Jeissy Trompiz)

México

Actriz, directora, cantante y compositora, Maria de Medeiros es una de las creadoras más reconocidas de Portugal. La artista estuvo hace unos días en Fortaleza, Brasil, para recibir un homenaje en el 23 Festival de Cine Iberoamericano de Ceará, donde presentó tanto su filme más reciente, el documental Repare Bem, como Pájaros eternos, su tercer disco, el cual tendremos la oportunidad de escuchar en vivo en unos días cuando visite nuestro país durante el 41 Festival Cervantino. MILENIO platicó con Maria durante esos días de cine, homenajes y playa, mucha playa, en el nordeste brasileño.

Cómo fue tu transición de la actuación a estar detrás de las cámaras?

Fue muy al inicio, yo empecé en la actuación muy joven, a los 15 años y a los 19 ya estaba haciendo películas como directora. Desde entonces el otro lado de la cámara me ha seducido. Mi llegada al cine fue una sorpresa, sucedió cuando conocí a Jean César Monteiro, uno de los directores más importantes de Portugal, y él decidió que yo iba a protagonizar su película, Silvestre, a los 15 años. Eso revolucionó mi vida.

¿Qué es lo que intentas transmitir, recuperar la memoria histórica, hacer algún tipo de denuncia o darle voz a las víctimas?

Me parece muy importante para la democracia que los ciudadanos tengan acceso a la verdad, a su propia historia, que no sea ocultada. Eso le da mucha fuerza a la democracia actual, no ignorar lo que ha pasado antes. Ya en Capitanes de abril, mi ópera prima, contaba la llegada de la democracia a Portugal, la Revolución de los Claveles, un suceso muy especial en la historia mundial. En Repare Bem lo que busco es reflejar cómo se fortalece la democracia cuando el Estado pide formalmente disculpas a las víctimas y les ofrece la oportunidad de reconstruirse, de tener acceso a sus nombres, a sus papeles, a sus documentos, algo que fue la lucha de esas personas durante todas sus vidas, y que pone al ser humano en primer lugar. Y ese es el cine que me interesa, el cine que habla del ser humano y le da la importancia que debe tener.

Tus proyectos como directora, ¿cómo haces para echarlos a andar en esta situación de crisis, sobre todo en Europa?

En Portugal en este momento no se produce nada, el cine en este momento está parado esperando una nueva ley y por eso es importante construir puentes de colaboración con Iberoamérica. Repare Bem, la película que estoy presentando, tuvo tres premios en el Festival de Gramado, es una película brasileña que ha obtenido el premio de mejor película extranjera porque la directora no es brasileña (risas). Sin embargo, aborda la historia de Brasil. Me encanta trabajar aquí, estoy contra las fronteras, si por mí fuera me gustaría seguir el ejemplo de artistas como Buñuel que hizo películas en Europa, en México. Me parece que los directores tendrían que tener la libertad de hacer películas por todo el mundo.

En cuanto a la música, ¿cómo surge tu interés por cantar y componer?

Yo crecí en el medio de la música clásica, en Viena, Austria. Mi padre es compositor y pianista, director de orquesta y ese fue mi nido. Aunque he hecho otras cosas, la música siempre estuvo allí. Ahora poco a poco fue llegando de nuevo, pero creo que todas mis actividades están relacionadas. Muchas cosas que estoy aprendiendo en la música vinieron del teatro y hay otras que puedo aplicar en el cine porque la música como el cine se hace en grupo. Encuentro mucha relación, a veces me dicen: “Haces cosas tan distintas”, pero no son distintas, son muy parecidas.

¿Cómo te inspiras, cómo es tu proceso creativo para componer?

Este es mi primer disco como compositora y va en las direcciones de la música que me gusta. Quise hacer un homenaje a la salsa, al fado, la samba, el bossanova, hasta hay un poco de flamenco. De hecho este disco surgió en España y nació de colaboraciones en los conciertos que se dieron inesperadamente como con Raimundo Amador, un gran artista flamenco. Toda la música de Pájaros eternos es de él, yo he hecho sólo las letras, otra gran colaboración fue con Legendary Tigerman, un rockero portugués.

¿Por qué Pájaros eternos?

Me parece que son dos palabras contradictorias porque no hay nada más frágil que un pajarito y menos eterno ¿no? (risas), pero al mismo tiempo sí existen pájaros eternos, pájaros simbólicos como la paloma de la paz por ejemplo o el águila de la guerra. La canción que da nombre al disco cuenta el despertar de una gran ciudad, afectada por la crisis, con los movimientos sociales, las noticias por la mañana de la bolsa que cae, los millonarios que se quejan, los indignados por las calles, el tránsito, la contaminación y en medio hay una niña que está mirando todo eso por la ventana y va soplando nubecitas de vapor en el cristal y de alguna forma esa capacidad de contemplación y sueño es su resistencia al mundo. No hay crisis que pueda afectar la fuerza del sueño.

Tú transmites mucho expresivamente, además de lo que estás cantando, me imagino que debe ser por tu formación como actriz...

Sí, me considero antes que todo actriz, hasta mi técnica vocal es mucho más de actriz que de cantante. Además tengo la suerte de haber reunido una muy buena banda. Tengo dos bandas y los que van a México son los europeos, pero hay una persona que está en las dos, Edmundo Carneiro, maravilloso percusionista que es mi gran colaborador y una persona que tiene un sentido del show y del teatro muy fuerte.

Este espectáculo que tuvimos oportunidad de ver en Fortaleza es el que vas a presentar en México en el Cervantino...

Pero en español. Será mi primer viaje a México, estoy ilusionadísima porque tengo varios amigos que me invitan hace muchos años y es como un sueño que está ahí añorado por mucho tiempo y que finalmente se va a concretar, además de que ya he oído hablar mucho del festival. Estoy muy feliz de ir al Cervantino y después de mi presentación allí estaré en el Festival de Cine de Morelia, como jurado y presentando Repare Bem. La idea es un poco continuar con todo a la vez porque de alguna forma todo está interconectado.