“No creo que la fórmula sea hacer una secretaría”

A un año de haber tomado su cargo al frente del organismo cultural, el también actor destaca que existe estabilidad en el Conarte.
Destacó el contrapeso que han hecho los artistas del estado.
Destacó el contrapeso que han hecho los artistas del estado. (Leonel Rocha)

Monterrey

El 23 de junio se cumplió un año de la llegada de Katzir Meza Medina a la presidencia del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (Conarte), sustituyendo a Carmen Junco.

 En entrevista, el también actor de teatro resaltó la estabilidad que hoy cuenta el organismo cultural del estado, de cara a dos eventos que marcarán su historia: la participación de Nuevo León en el Festival Internacional Cervantino y el Polo Cultural.

Actualmente se trabaja en la certificación de la Norma ISO 9001, siendo de las pocas “o únicas” administraciones culturales del país en contar con esta acreditación.

De igual forma, resaltó los procesos de renovación a la infraestructura cultural como los trabajos efectuados en las bóvedas de la Fototeca y Pinacoteca (nombrando un Comité Técnico Consultivo) así como para el Teatro de la Ciudad.

Te toca un año donde no hubo recorte al presupuesto cultural, ¿cómo ha sido trabajar con esto?

Conarte no ha sufrido ninguna afectación presupuestal, al contrario, si hiciéramos un presupuesto, en un comparativo del 2009, teníamos 159 millones de pesos y más algunos proyectos federales que oscilaban en los 160 millones de pesos, 170 millones cuando mucho. En este momento tenemos 120 millones de pesos asignados por el Gobierno del Estado, 50 millones para infraestructura, más 32 millones de subsidios federales, los 70 millones de Polo Cultural; es decir, para el puro programa cultural rondamos casi en los 300 millones de pesos. En ese sentido, se duplica lo que teníamos en el 2009.

Con respecto a la búsqueda de la norma ISO para Conarte, ¿se afecta la estructura del Consejo o sólo aplica para el aspecto administrativo?

Conarte se divide en un órgano normativo y ejecutivo, la aplicación de la norma ISO se queda en el órgano ejecutivo en las direcciones de carácter administrativo. No afecta para nada la estructura legal o funcional de Conarte.

¿Cómo ha sido la relación con el Consejo en este año?

Extraordinaria, creo que esta administración ha consolidado un proyecto de participación ciudadana. El gobernador lo acaba de emitir en un decreto sobre la eficiencia de los servidores públicos hacia la comunidad, prueba de ello es nuestro Consejo. Desde que ingresamos no hemos tenido ninguna situación de conflicto o desencuentro, hay divergencia de opiniones, pero eso es un Consejo.

¿Cómo ves a distancia todo lo que generó el caso de la Escuela Adolfo Prieto?

Creo que la decisión del gobernador fue bastante sensible. El gobernador tiene muy claro, insisto, que hay que estar de cerca de la gente, y la comunidad artística y cultural es un factor determinante en cualquier agenda pública. Veo que la alta participación de los artistas sigue teniendo este equilibrio y contrapeso que los gobiernos nuevos deben de tener.

Cada cierto tiempo se habla de replantear al Conarte, de cambiar su estructura, ¿cómo ves esto?

En esta administración no está considerada la modificación de Conarte. Es un organismo que ha funcionado desde 1995, que tiene una autonomía en la toma de decisiones que es muy específica.

Mi opinión personal creo que el Conarte está en un proceso de maduración, en un momento en el que puede tener y acceder a alcances mayores, no creo que la fórmula sea hacer una secretaría o un instituto.

Estamos en un proceso de maduración donde Conarte puede ampliar sus alcances, creo que sería muy pertinente la participación de la iniciativa privada en el Consejo, mayor presencia de las academias, y desde luego una participación mesurada de los artistas en la toma de decisiones.

¿Qué va representar para Nuevo León el Cervantino?

Fortalece nuestra posición como un polo cultural, significa que el esfuerzo que se ha hecho históricamente de preparación de artistas, de becas o estímulos da frutos a nivel nacional.

Son más de 600 artistas los que van e implica un grado de presencia a nivel nacional no sólo de las actividades sino de nuestras tradiciones y costumbres, por ejemplo Callegenera es un proyecto ancla del Cervantino y que después de NL le llamarán FIC Jóvenes entonces eso es un legado que dejamos; implica una promoción de nuestros valores artísticos que es determinante pues todos los que somos artistas queremos un escenario inmejorable para presentarnos, y el más importante a nivel Latinoamérica es el Cervantino, implica todo eso.