Coincidance llega a México con "Las princesas bailarinas"

El grupo húngaro combina stepdance irlandés, la danza folclórica húngara y el baile moderno; se presenta en el Centro Cultural Teatro 1 hasta el 6 de marzo.
La compañía de ballet húngara Coincidance se presenta por primera vez en México.
La compañía de ballet húngara Coincidance se presenta por primera vez en México. (Raúl Campos)

México

“Cada vez que hago una coreografía, la forma en que decido cómo juntar los distintos estilos dancísticos que voy a usar es lo segundo; lo primero es revisar la historia y a partir de ella ver qué es lo que se necesita para lograr transmitir su esencia tanto dancística como dramatúrgicamente”, dice a MILENIO Júlia Gyulai, directora y coreógrafa de la compañía de ballet húngara Coincidance, que se presenta por primera vez en México con Las princesas bailarinas.

El espectáculo, una adaptación del cuento “Las 12 princesas bailarinas” de los hermanos Grimm, mezcla el stepdance irlandés, la danza folclórica húngara y el baile moderno; al respecto, la también bailarina afirma que se debe a la similaridad rítmica entre los estilos, mismos que al juntarlos con el baile moderno le permitieron más posibilidades expresivas.

“Imagino esto como una paleta cromática donde los distintos tipos de danza son los colores; entonces, tengo la danza húngara, la irlandesa y la moderna, y eso me da un punto de vista de cómo utilizarlas dramatúrgicamente dentro de la obra. Eso hace que el espectáculo tenga un trasfondo, y me gusta que sea así porque no quiero presentar solo un show de chicas en minifalda bailando irlandés. Eso lo hemos visto muchas veces y no quiero hacer otra cosa así sino algo más teatral”.

Para Gyulai, traducir al lenguaje dancístico la historia no fue complicado puesto que asegura que el cuento en sí permite implementar escenas de baile: “En la primera parte solo vemos a las princesas durante el día, cuando quieren descubrir qué es lo que pasó a sus zapatos, y en la segunda las seguimos en el bosque dorado mientras danzan, y al final ellas se encuentran en el castillo del príncipe oscuro, quien las mantiene en trance”.

Dijo que en la primer parte predomina la danza irlandesa mientras que en la segunda lo hace la moderna, “porque como es una escena bastante mística y mágica, el baile moderno era más adecuado porque hay una suavidad en lo que quieres decir con los movimientos; y partes como esa no solo quieres que la audiencia no solo las vea, sino también que las sienta”.

El espectáculo se presenta desde hoy y hasta el 6 de marzo en el Centro Cultural Teatro 1, Cuauhtémoc 19, en la colonia Roma.