Soul City: la magia del movimiento corporal

Los tres integrantes de la compañía y originarios de la Isla de La Reunión fueron invitados a participar en el Festival Internacional Julio Torri, por lo cual se mostraron emocionados.
Los bailarines se presentarán en el Teatro Isauro Martínez.
Los bailarines se presentarán en el Teatro Isauro Martínez. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Con una fusión entre las danzas originales y el hip hop como conversación del cuerpo en movimiento en plena calle, los integrantes de la compañía Soul City, establecieron una charla en el teatro Salvador Novo que, cabe mencionarlo, se encontraba casi desierto.

Originarios de la Isla de La Reunión, paraíso europeizado en medio del océano índico, Soul City es el grupo más antiguo de breakdance y la compañía de danza profesional que desde 2008 trabaja bajo la dirección artística de Didier Boutiana.

Los artistas confesaron que cada año habían sido invitados al Festival pero por causas de fuerza mayor no habían podido asistir, este año gracias a la organización se pudieron desplazar.

Y es el mismo Didier quien apuntó, junto con los bailarines Olivier Flaconel y Brice Jean-Marie, así como Richemont Gilas como apoyo técnico, fueron invitados a participar en el Festival Internacional Julio Torri, en el marco del XIV Festival Nacional de Danza Contemporánea Zona Centro.

Con la pieza Reflex que configuraron en el año 2013, los bailarines se presentarán en el Teatro Isauro Martínez y previo a la demostración de su arte, Didier Boutiana indicó que la expresión artística considera una fusión entre la danza contemporánea, los bailes tradicionales de la Isla de La Reunión y el baile de calle como el hip hop.

Con edades que se acercan a los treinta años de edad, éstos bailarines se iniciaron en el discurso de la danza desde hace poco más de una década y aunque lo hicieron cada cual por su cuenta, juntos han compartido escenarios en Alemania, Escocia, Francia, Madagascar y parte de África del Sur.

Siendo la primera vez que se presentan en México, Boutiana dijo que el país les parece enorme y que en el terreno cultural se sienten honrados de poder compartir la influencia que inspira la cultura de La Reunión en el marco de un discurso dancístico contemporáneo urbano.

Estos artistas confesaron que cada año habían sido invitados al Festival pero por causas de fuerza mayor no habían podido asistir, este año gracias a la organización se pudieron desplazar situación que los entusiasmó debido a que les permitió conocer un país grandioso y multicultural.