Crean plan para bajar de peso sin perder músculo

El plan, aplicado a alumnos de la Facultad de Química de la UNAM, propone evitar la obesidad basándose en la combinación de colores de la comida y ejercicio moderado.
La vitamina C es abundante en frutas como la fresa, el kiwie, los arándanos, y verduras como el brócoli
(EFE)

Ciudad de México

El combinar colores ya no es solo cuestión de la vestimenta que uses, sino también de la comida que ingieres, ya que ello te puede ayudar a bajar de peso sin perder músculo.

Un grupo de alumnos de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) implementó una estrategia para bajar de peso y eliminar grasa sin perder músculo.

Al momento en que una persona busca bajar de peso realiza dietas que no solo hacen que pierda grasa, sino también músculo, el cual ayuda a las funciones de sostén, movimiento y postura.

Marta Menjívar Iraheta, de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, indicó que los músculos utilizan 80 por ciento de la energía consumida en los alimentos, principalmente grasas y azúcares, por lo que es importante no dejar de comer para adelgazar.

“En la facultad diseñamos un programa para planear dietas con base en colores: verde, rojo, blanco y café; en esta mezcla están incluidas frutas, verduras, leche, huevo y carne. Esta opción cromática permite equilibrar comestibles, como hacían nuestros antepasados”, dijo por su parte Patricia Joseph, investigadora del Instituto de Biotecnología.

La académica detalló que el plan se basa en que la persona incluya una mezcla de productos de cada color para obtener vitaminas, minerales, antioxidantes, fitoestrógenos y aminoácidos.

El plan fue puesto a prueba en un estudio piloto en 40 alumnos de entre 18 y 23 años de la Facultad de Química.

La investigadora detalló que estos alumnos llegaron a la Universidad con un índice de masa corporal (IMC) de 18, lo que significa que están en su peso adecuado, sin embargo al llegar al término de la licenciatura alcanzan hasta 26 puntos, que significa sobrepeso.

El IMC es la medida que resulta de dividir el peso de una persona entre su estatura al cuadrado. Un IMC entre 18 y 25 indica que el peso es adecuado; entre 25 y 30 sobrepeso, y arriba de 30 obesidad.

A través del plan denominado “UNAM Camina” se buscó que los alumnos realizaran caminatas basándose en su peso, edad, grasa corporal y el objetivo que querían lograr.

El ejercicio que los alumnos realizaron fue moderado porque el esfuerzo intenso rompe el músculo y aumenta el volumen de masa muscular; el aumento del tejido se da con una alimentación adecuada.

“Aunque todavía hay datos por interpretar, hemos observado que en algunos la grasa de los costados se concentró en el abdomen, algo que podría estar relacionado con la genética del mexicano”, indicó la investigadora.