33 colectivos culturales en la lucha antiviolencia

José Antonio Mac Gregor puso en marcha en Tamaulipas un proyecto para reconstruir el tejido social en Nuevo Laredo, pero el programa ya se extendió a 29 municipios.
Trabajo de colectivos culturales comunitarios.
Trabajo de colectivos culturales comunitarios. (Cortesía)

Tamaulipas

En octubre de 2010, el gestor cultural José Antonio Mac Gregor Campuzano comenzó en Tamaulipas un proyecto social de acciones culturales como base para la reconstrucción del tejido social con la construcción de 400 looks, el primer colectivo cultural comunitario del estado, en Nuevo Laredo.

Unas semanas después, el proyecto involucró al Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes y se expandió a otros municipios.

La idea era que grupos conformados por ciudadanos, participaran y difundieran el arte de sus comunidades e involucraran a más personas, sobre todo en zonas de conflicto.

A casi 5 años, los colectivos comunitarios son 33 en 29 municipios de Tamaulipas, integrando a jóvenes a la participación artística y cultural para el rescate de espacios para la convivencia y el arte.

El pasado fi n de semana Mac Gregor, actual director del Instituto Municipal de Cultura se reunió con representantes de los grupos para analizar los avances del proyecto, de lo cual, platicó con MILENIO.

Explicó que después de Nuevo Laredo, Libertad García Cabriales entró al ITCA y se dio la coyuntura por la intervención de Héctor Romero Lecanta que conocía el proyecto de Colectivos culturales comunicatorios.

"La finalidad es integrar a jóvenes que a través del arte y la cultura generen servicios a su comunidad para crear espacios para la convivencia social, una convivencia creativa y prepararlos para que tenga elementos para convocar a la comunidad".

Y la iniciativa surge de un programa denominado Gestión cultural para la restitución del tejido social, un proyecto de rescate social a través de valores culturales y convivencia.

"Era necesario que apareciera generalizada y quitar la idea que la cultura son eventos frívolos, superficiales, de ornato, y que entiendan que es un eje que atraviesa el tejido social".

La reciente reunión arrojó algunos puntos que han debilitado la estructura, la primera, la necesidad de reforzar la comunicación entre ellos, para lo cual se está buscando el apoyo de la tecnología y la conectividad, "que ellos mismos se articulen".

Una de las primera intenciones es que sean autosuficientes, ya que ven en un futuro cercano, año y medio, los cambios de administración pública