Plantean periodistas nuevo enfoque de cobertura de la violencia

Periodistas extranjeros propusieron a mexicanos llevar la cobertura de la violencia más allá de la denuncia y concentrarla en quienes buscan cómo solucionarla.

Ciudad de México

A partir de la idea de que el periodismo debe buscar la mejora social, periodistas extranjeros propusieron a mexicanos cambiar la cobertura de la violencia hacia un enfoque preventivo.

El español Javier Bernabé y el chileno Pablo Bachelet propusieron informar sobre situaciones de crisis y conflicto desde la perspectiva de quienes plantean soluciones.

Advirtieron que concentrarse en los muertos no es informar, sino mostrar solo una parte de los conflictos que generan la violencia.

"Se trata de buscar, dentro del conflicto, quién propone soluciones", explicó Bernabé, codirector del diplomado en Periodismo Preventivo en la Universidad Complutense de Madrid.

Dijo también que es necesario "ir un paso más allá del periodismo de denuncia".

"Los periodistas somos agente de cambio", aseguró Bernabé. Por ello, exhortó a ejercer un periodismo con rigor, que contraste fuentes y dé contexto, "para dar una mejor información".

Bachelet, especialista en comunicaciones del Banco Interamericano de Desarrollo y con carrera de 20 años como periodista, dijo que ningún programa o política de prevención de la violencia sirve si no hay buena información.

"Si la percepción es que hay mucha inseguridad, mucho crimen, la policía no sirve, entonces la gente no denuncia", dijo. "Nada funciona si no hay buena información".

Ambos coincidieron en que los periodistas pueden contribuir a construir la paz social informando sobre la violencia a partir de quienes proponen cómo solucionar los conflictos que la generan.

El Seminario de Periodismo para la Prevención de la Violencia "El periodista como agente de cambio en la construcción Iberoamericana de la paz" fue organizado por el programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana, con la participación de la UNAM, el CIDE y la Universidad Anáhuac.

Tanbién participaron la Oficina de Justicia y Seguridad Ciudadana de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) México, el Programa para la Convivencia Ciudadana y el Instituto de Justicia Procesal Penal.