Clausuran con concierto la expo Acordeones de NL

El festival reunió a 15 intérpretes, entre ellos Iván Flores, considerado un niño prodigio con este instrumento y nieto de Kiko Montalvo.
El evento se realizó en el Museo Estatal de las Culturas Populares.
El evento se realizó en el Museo Estatal de las Culturas Populares. (Raúl Palacios)

Monterrey

El calor de la tarde del domingo no detuvo a los asistentes al concierto de clausura de la exposición Acordeones de Nuevo León: Fuelles de nuestra identidad de disfrutar de la música regional, y hasta bailar un rato al son de este tradicional instrumento.

Unas 80 personas acudieron este domingo a disfrutar del evento en el Museo Estatal de las Culturas Populares.

En la explanada del lugar se colocó el escenario que utilizaron los más de 15 músicos que deleitaron a los asistentes durante poco más de dos horas.

En punto de las 16:30 comenzó el recital, que logró captar la atención de los paseantes del Pabellón del Arte en el mismo Barrio Antiguo, celebrado todos los domingos sobre la calle Mina, a un costado del museo.

Botellas de agua helada fueron repartidas, así como jugos hidratantes aunque no faltó el que bromeaba pidiendo cervezas para acompañar el calor de la tarde y la música norteña.

“Aquí huele a música, pero mejor aún: huele a música regional”, celebró el maestro de ceremonias justo al iniciar el festival.

En el público, personas de todas las edades aplaudieron y pidieron sus canciones favoritas, mientras celebraban las habilidades de los músicos al entonar canciones típicas regionales del norte del país.

El más esperado, y a quien más se le solicitaron autógrafos fue Iván Flores, considerado niño prodigio del acordeón, nieto de Kiko Montalvo.

Flores, acompañado de familiares y amigos, vendió su álbum musical y convivió con los otros artistas mientras esperaba su turno.

El festival sirvió como cierre a la exposición que inició en marzo y reunió muestras fotográficas (incluidas piezas de los artistas), y acordeones.