La civilización de las pantallas

Gerardo Navarro ofreció una conferencia sobre la tecnología en nuestro día a día; "vivimos en la perpetua distracción", comentó
A estas conductas se les llama  móvil dependientes.
(Enrique Hernández)

Tijuana

La globalización para algunos significa vivir conectados; el aquí y ahora a través de los diversos implementos tecnológicos.

Gerardo Navarro, mejor conocido como Nemónico, ofreció una conferencia donde trató el tema de la tecnología y la sociedad y cómo afecta a nuestra cotidianeidad estar conectados.

"La civilización de las pantallas; ser globalizado significa vivir inmerso en perpetua distracción y evasión de la propia realidad interna, embebidos en ambientes mediatizados que dan forma a una programación que llamo tecno-emocional: lo que vemos, sentimos, sonamos y deseamos responde a la ideología de esta gran sociedad de consumo en la que vivimos. Somos la primera civilización que vive inmersa en una alucinación consensual", expresó.

Vivimos dentro de una sociedad saturada de información, afirmó Navarro en un desayuno que ofreció la organización "100 por Tijuana".

"Los síntomas de esta saturación informática es la ansiedad y el miedo a no estar actualizados, el sentirnos atrasados y fuera de la historia en tiempo real: si perdemos el último suceso, el último escándalo de nuestra sociedad, el querer estar al corriente de una actualidad desechable es un comportamiento neurótico. Es como perseguir el arcoíris o querer alcanzar el horizonte", dijo.

Ese look vicioso del sonambulismo, de gente caminando con la cabeza inclinada sobre una pantalla sin ver a su alrededor...

"Manejando y hablando por el celular con los audífonos puestos es la compulsión tecno-emocional, la psicosis del "no sé" tecnológico, el éxtasis informático, el hábito de embotarse; vestíbulos audiovisuales, hasta la inconsciencia del sueño...si escuchas el celular aunque no está encendido", abundó.

Si reaccionas cuando suena el teléfono del vecino, si vives pendiente de llamadas, de mensajes, puede que padezcas ansiedad móvil.