“La ciudad es un museo urbano”

Sobre la falta de mantenimiento a la Ruta Escultórica del Acero y el Cemento, señaló que se trata de una situación que se viene repitiendo con cada cambio de administración en los gobiernos.

Monterrey

A comienzos de la década del 90, el entonces alcalde de Monterrey, Sócrates Rizzo, propuso formar una comisión que estuviera atenta al mantenimiento de las esculturas en la ciudad.

Entonces se creó la Comisión de Monumentos, donde participaron personajes como el promotor cultural, don Francisco Zertuche; la entonces directora de Cultura en Monterrey Sonya Garza Rapport; el delegado del INAH, Javier Sánchez; José Emilio Amores, Eliseo Garza Salinas y el escultor Cuauhtémoc Zamudio, entre otros.

El propio Zamudio, considerado como el escultor con mayor número de obra pública en la ciudad, recuerda que la Comisión funcionó en un comienzo atendiendo denuncias o dando asesorías al gobierno  en materia de restauración a los monumentos.

“La ciudad es un museo urbano, lo he dicho en diversas ocasiones. Tenemos obra de diferentes estilos, técnicas y autores, algunas muy valiosas y que serían envidia para otras ciudades”, expone Zamudio, autor de más de cien esculturas públicas.

La primera pieza que se revisó fue la de Ignacio Zaragoza, hoy frente al Palacio Municipal de Monterrey, creada por Ignacio Asúnsulo y que había sido pintada de verde con pintura de aceite.

Esta Comisión funcionó algunos años, aunque no siempre con el mejor apoyo. En más de una ocasión, recuerda el escultor, se tuvo que disponer de dinero personal para la compra de materiales o el pago de los trabajadores.

“Nos enfrentamos con el problema de siempre: que no hay presupuesto para la cultura. Se inauguran muchas cosas con mucho bombo pero con el paso de los años se olvidan de las obras”, expresa.

Sobre la falta de mantenimiento a la Ruta Escultórica del Acero y el Cemento, señaló que se trata de una situación que se viene repitiendo con cada cambio de administración en los gobiernos.

“Tenemos muchas estatuas y esculturas muy juntas, no hay un orden en la ciudad. La Ruta tiene algunas piezas valiosas, seguro que hay que darles un mantenimiento adecuado”, acusó.