La circuncisión reduce el riesgo de contagio de sida en mujeres

El estudio se hizo en una comunidad sudafricana con hombres circuncisos; las mujeres que tuvieron relaciones con ellos tuvieron 15% menos infecciones.
La reunión concluyó ayer en Australia y se anunció que la próxima será en África.
La reunión concluyó ayer en Australia y se anunció que la próxima será en África. (Mal Fairclough/AFP)

Melbourne

La circuncisión también reduce el riesgo de que las mujeres contraigan el VIH/sida, según un estudio presentado en la Conferencia Internacional sobre esta enfermedad que concluyó ayer en Melbourne, Australia.

Según el estudio, realizado en el seno de una comunidad sudafricana donde había varios hombres circuncisos, las mujeres que mantuvieron relaciones sexuales únicamente con este grupo de hombres tuvieron alrededor de 15 por ciento menos de posibilidades de ser contaminadas frente a las mujeres con compañeros no circuncisos.

“La reducción del riesgo es pequeña, pero por algo se empieza”, declaró uno de los autores del estudio, Kevin Jean, de la Agencia francesa Nacional de Investigación sobre el Sida (ANRS).

La investigación de la ANRS se centró en 2 mil 452 mujeres de entre 15 y 20 años que viven en Orange Farm, Sudáfrica, realizando entrevistas y análisis de sangre en 2007, 2010 y 2012.

El porcentaje de hombres circuncisos aumentó de 12 a 53 por ciento durante el periodo del estudio.

Más de 30 por ciento de mujeres indicaron haber tenido relaciones solo con hombres circuncisos y 17 por ciento de ellas fueron infectadas con el virus del sida, mientras que en el otro grupo de mujeres que tuvieron relaciones con varones que no tienen la circuncisión la tasa de contagio fue de 30 por ciento.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la circuncisión a los hombres de los 14 países del África subsahariana con los mayores niveles de infección, ello debido a que varios estudios demostraron que la circuncisión reducía entre 50 y 60 por ciento los riesgos de contaminación del virus.

Los reclamos

La delegación rusa en la Conferencia Internacional del Sida fue objeto de polémica después de acusar a los organizadores de marginar a Rusia en el debate que se efectuó la víspera en torno al problema del VIH/sida en el este de Europa.

“Ellos no han sido excluidos, hicimos todo lo que pudimos para incluirlos”, afirmó el presidente entrante de la Sociedad Internacional del Sida (SIS), Chris Beyrer, en declaraciones citadas por la cadena de noticias australiana AAP.

Beyrer señaló a los periodistas que el director de la agencia rusa del sida, Vadim Pokrovsky, aceptó una invitación para dar un discurso y participar en la citada sesión, pero “10 días antes nos comunicó que no venía”.

Dos delegados ucranianos no pudieron desplazarse a Melbourne por el cierre del espacio aéreo tras el derribo, el 17 de julio, del vuelo MH17 de Malaysia Airlines cuando sobrevolaba el este de Ucrania con 298 personas a bordo.

Entre las víctimas del avión malasio figuran seis delegados que viajaban para participar en dicha conferencia sobre el sida.

Las declaraciones del presidente entrante de la SIS se difundieron tras el comunicado emitido la víspera por el jefe de Inspección Sanitaria de Rusia, Gennady Onishchenko, luego de la sesión en la que abordó la incidencia del VIH/sida en el este de Europa.

Onishchenko abogó por el diálogo internacional y lamentó la ausencia de su región en la citada reunión “y, más aún, los resultados de la conferencia regional celebrada en Moscú no fueron discutidos”.

El delegado ruso manifestó que  actitud es “un buen ejemplo del enfoque destructivo” que daña el
diálogo internacional.

La XX Conferencia Internacional del Sida, que comenzó el domingo pasado y se clausuró ayer, contó con la participación del ex presidente estadunidense Bill Clinton, el director ejecutivo de ONUSida, Michel Sidibé, y el artista y activista Bob Geldof.

Fin del evento

La ciudad portuaria sudafricana de Durban acogerá la 21 Conferencia Internacional sobre el Sida en 2016, un regreso del foro a África tras 16 años, informaron los organizadores.

Este evento es el más importante a escala mundial sobre esta epidemia que cobró en 2013 la vida de 1.5 millones de personas, y que reúne cada dos años a expertos, científicos, políticos y activistas.

La conferencia de 2016 regresará a un lugar que vio “un hito” en la historia del sida, dijo Chris Beyrer, profesor de la Escuela de Johns Hopkins Bloomberg de Salud Pública de Maryland, y quien será copresidente del evento. La primera de estas convenciones fue celebrada en África en el 2000.

México contará con laboratorio avanzado

Con la construcción del Laboratorio de Bioseguridad Nivel 3 Plus en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el país tendrá el centro más avanzado para el estudio de microorganismos, el cual ayudará en la investigación en virología.

De acuerdo con Cristina Rodríguez Padilla, especialista en Inmunología e Investigadora de la UANL, laboratorios como éstos son de suma importancia porque responden a la necesidad de estudiar enfermedades nuevas o emergentes como la influenza A/H1N1.

Explicó que virus de este tipo y otros microorganismos sufren mutaciones y recombinaciones que dan como resultado virus más patógenos que pueden infectar animales y también humanos.

En un comunicado, destacó que ante la complejidad de la investigación y la necesidad de estudiar estos virus, se han creado laboratorios especializados denominados de bioseguridad o contención.

De acuerdo con un artículo publicado en 2007 en la Revista Mexicana de Patología Clínica, del que Rodríguez Padilla es una de las autoras, fue a finales del siglo XX cuando se establecieron los lineamientos para la manipulación de patógenos peligrosos de una forma segura en instalaciones especiales conocidas como Laboratorios de Bioseguridad Niveles 3 y 4.

(México/Notimex)