• Regístrate
Estás leyendo: Cineastas hacen de NL su set de rodaje
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 17:28 Hoy

Cineastas hacen de NL su set de rodaje

Este año, cuatro cintas hechas en la entidad participarán en el Festival Internacional de Cine 2016; sus directores afirman que fueron experiencias divertidas y sin contratiempos.

Publicidad
Publicidad

Filmar en la ciudad puede ser una experiencia divertida y hasta emocionante, a pesar de que se ofrezcan pocos apoyos o estímulos para generar una industria.

Para este año, el Festival Internacional de Cine de Monterrey (FIC) proyectará cuatro largometrajes filmados en la ciudad: Bonsái, de Alex Andonie; El salmón, de Janett Juárez; y Pequeño peatón imprudente, de Enrique López Oropeza. También destaca Somos lengua, la historia sobre el hiphop realizada por Kyzza Terrazas y con tomas en Monterrey.

Además están The weekend sailor, realizado por el regiomontano Bernardo Arsuaga, aunque las principales tomas no se hicieron en la ciudad.

En entrevista con MILENIO Monterrey, Andonie, Juárez y López Oropeza explican cómo fue su experiencia al realizar sus proyectos en una entidad que no cuenta con una infraestructura propicia para generar cine.

Sin problemas

La opinión generalizada es que no existen mayores complicaciones en realizar tomas o filmar escenas en espacios, ya sea públicos o privados, en el área metropolitana de Nuevo León.

"Por ejemplo, en los restaurantes todo mundo nos dijo que sí, sin ningún problema", menciona Andonie, quien realizó la mayoría de sus tomas en las calles de Centrito Valle.

Por su parte, Janett Juárez comenta que en el largometraje El salmón se buscaron locaciones particulares para no tener que enfrentar mayores problemáticas, con lo cual pudieron realizar la filmación más rápida.

"Hay gente con mucha disposición para apoyarte, la verdad no nos tocó gente especial o que tuviéramos que pagar por filmar. Además, el tipo de formato del proyecto ayudó en ese tema", opinó.

En Pequeño peatón imprudente, las calles y sus maltrechas banquetas son el principal protagonista de la historia. Enrique López Oropeza comenta que esta experiencia es enriquecedora, en parte, por el grado de espontaneidad que puede nutrir el proyecto.

"En un documental como el nuestro es incluso una etapa más intensa debido a la falta de control sobre lo que se está filmando", afirma en entrevista vía correo electrónico.

Historias por ser contadas

Al contar con una Cineteca estatal y la plataforma de exhibición que ofrece el FIC se abren las posibilidades para que el cine hecho en Monterrey sea visto por su propio público.

Andonie destaca que es gracias al festival que un proyecto suyo, en este caso una ópera prima, pueda ser exhibida, algo que sería imposible en las salas comerciales.

Para López Oropeza, Nuevo León ofrece una amplia variedad de historias que aún esperan ser contadas a través del lenguaje cinematográfico, por lo que valdría aprovechar una infraestructura que poco a poco crece.

"Monterrey es un lugar que desde el punto de vista creativo ofrece una amplia gama de matices en las personas que habitan aquí, así como en su geografía. Existe un gran potencial en la variedad de historias que se pueden filmar en esta ciudad", destaca.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.