El cine británico está en riesgo por el Brexit

La salida del Reino Unido de la UE podría afectar también la producción de series como Game of Thrones y el financiamiento de numerosas películas.
Carol —dirigida por Todd Haynes y protagonizada por Cate Blanchett— fue financiada con recursos provenientes de la Unión Europea
Carol —dirigida por Todd Haynes y protagonizada por Cate Blanchett— fue financiada con recursos provenientes de la Unión Europea

Reino Unido

La salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) puede tener un impacto en la financiación de películas y series británicas, que recibieron unos 140 millones de euros procedentes de Bruselas a través de la estrategia "Europa Creativa" en el periodo 2007-2015, fondos cuya continuidad es incierta.

Los responsables de "Europa Creativa" explicaron que la financiación no se cortará de inmediato, pero que aún está por ver qué pasará cuando el Reino Unido certifique el Brexit.

Fuentes de este programa señalaron que películas exitosas como Slumdog Millionaire, El Discurso del Rey o La Dama de Hierro recibieron cada una más de un millón de euros de este programa, que invirtió en estos largometrajes "antes de que fueran éxitos".

La ayuda de la UE ha logrado "fortalecer y enriquecer la posición global de la industria británica" y ha ayudado a certificar "que las mejores películas, series y trabajos digitales se distribuyan por Europa", alegaron estas fuentes.

"Películas galardonadas como Amy, Brooklyn, 45 Years, Shaun The Sheep, Youth o Carol quizás nunca se hubieran hecho sin la ayuda comunitaria", añadió el director ejecutivo de la Academia de Cine Europea (EFA, por sus siglas en inglés), Mike Downey.

La alta oposición de la industria cinematográfica de las islas al Brexit (un 95 por ciento está en contra, según datos de la EFA) ha provocado que ya se hayan creado grupos de presión para evitar que se esfumen las ayudas comunitarias porque ese escenario sería "un duro golpe al cine británico", según Downey.

Los grupos de presión británicos utilizarán en su defensa el artículo 8 de la directiva 1295/2013, que establece que países de fuera de la UE pueden acogerse al programa "Europa Creativa", indicó el responsable de la EFA.

Aunque se consiga salvar la financiación, la salida de la UE provocará que los fondos regionales para el cine del Reino Unido se vean "muy afectados" debido a su dependencia del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), alerta Downey.

"Existe la posibilidad de que esta crisis en la industria acabe con los colaboradores transfronterizos en el Reino Unido y con una gran parte de los profesionales de producción", señala.

Además, muchas producciones internacionales que graban en distintas locaciones del Reino Unido —atraídas, entre otros factores, por la ayuda que la UE brinda— también podrían cancelarse.

¿Adiós a Game of Thrones?

Game of Thrones, por ejemplo, graba en Irlanda del Norte parte de su trama y que se beneficiaba de estos fondos cuando rodaba secuencias ahí.

Pese a que se especuló con que el Brexit podría afectar a la serie, un portavoz del canal de televisión por cable HBO certificó en un comunicado que "no anticipan que el resultado del referéndum tenga efectos materiales" en la producción de la serie. Según HBO, Game of Thrones" recibió fondos FEDER en las primeras temporadas pero dejó de hacerlo en las más recientes.

Sin embargo, el Brexit podría ocasionar otros daños colaterales a la industria cinematográfica británica.

Según el British Film Institute, casi el 40 por ciento de las películas británicas que han salido de las islas han sido exportadas a la UE beneficiadas también por ayudas comunitarias, por lo que la salida del Reino Unido del bloque comunitario podría afectar a la internacionalización de su cine.

Al mismo tiempo, fuentes de "Europa Creativa" señalaron que gracias a su financiación "muchas películas europeas llegan a pantallas del Reino Unido", por lo que una eventual eliminación de fondos pondría en riesgo la visibilidad en cines británicos de largometrajes de países de la UE, especialmente "los de menor presupuesto".

De forma indirecta, la devaluación de la libra provocará que las compañías británicas "sufran" a la hora de comprar películas extranjeras en euros o dólares, advirtió el presidente de la delegación de la productora Studiocanal en el Reino Unido, Danny Perkins.

Sin embargo, la bajada de la libra y de los impuestos también conllevaría que el Reino Unido "sea mucho más competitivo para los grandes estudios americanos", explicó el responsable de la EFA, lo cual afectaría a países como Hungría, Croacia o la República Checa, donde suelen grabar productoras estadounidenses.