“Debemos buscar y cultivar el conflicto”: Gerardo Herrera

Amante de Los Beatles y Beethoven, el físico dedica buena parte de su tiempo a comprender el estado y origen de la vida. Su libro Universo. La historia más grande jamás contada, es ejemplo de ello.
Gerardo Herrera.
Gerardo Herrera. (Tomada de FaceBook)

Al científico Gerardo Herrera el conflicto no lo espanta. Escéptico por naturaleza, procura cuestionar todo aquello que se da por sentado y es enemigo del radicalismo en cualquiera de sus manifestaciones. Amante de Los Beatles y Beethoven, el físico dedica buena parte de su tiempo a comprender el estado y origen de la vida. Su libro más reciente Universo. La historia más grande jamás contada (Taurus), es ejemplo de ello. 

¿El descubrimiento de las ondas gravitacionales es la noticia del año?

Es un gran descubrimiento porque presupone la existencia de los agujeros negros. No entiendo por qué dicen que esto valida a Einstein, cuando la realidad es que él estaba en contra. Su nombre se ha convertido en un trademark para validar lo correcto. Cuando se hizo el anuncio de las ondas gravitacionales se abusó del nombre de Einstein para obtener credibilidad, pero la realidad es que en 1939 publicó un trabajo científico donde consideraba la imposibilidad de los agujeros negros, incluso tenía dudas sobre las mismas ondas gravitacionales.

¿Sucede algo parecido con Stephen Hawking?

Sí, y también tengo mis objeciones. La ciencia no está exenta a los delirios humanos. Somos pasionales y como en cualquier otra actividad humana, tenemos inclinaciones y personalidades mediáticas, como él.

Pero en términos de divulgación viene bien una presencia como la de Hawking o de Carl Sagan.

Sí, aunque Sagan es otra cosa, él sí fue un excelente divulgador. No quiero decir que Hawking no tenga trabajos valiosos para la física, porque los tiene, pero es extremadamente especulativo y ha abusado de la explotación de su imagen. En cambio Sagan tenía una honestidad intachable.

Otra figura mediática es Richard Dawkins…

Aunque coincido con algunas de sus posturas, también considero que es alguien que se ha percatado del valor mediático que tiene el conflicto ciencia-religión y lo utiliza de una manera fantástica para cobrar grandes sumas de dinero. No me gusta su postura militante. Aclaro, no soy religioso, pero en muchos aspectos me encuentro más cerca de los creyentes que de los militantes no creyentes. El ateísmo de Dawkins se ha convertido en una religión.

¿En qué tiene fe?

Me gusta el concepto de fe y me gusta desprenderlo del concepto de la religión. Fe es creer en algo que no se ve y todos los seres humanos creemos en cosas que no vemos, en ese sentido, soy un hombre de fe.

La tierra tiene 4 mil 500 millones de años y el ser humano casi 200 millones. El ambientalismo dice que en poco tiempo nuestra especie le he hecho más daño al planeta que ninguna otra.

Esa aseveración es terrible. Existen movimientos ambientalistas con posturas extremas que incluso atentan contra otras personas. Mi hermano fue objetivo de una de estas agresiones. Me declaro abiertamente en contra de este ambientalismo radical.

¿El cambio climático es real o no?

El cambio climático siempre ha estado. Por supuesto que existe, pero ésa no es la pregunta. La pregunta es ¿qué tenemos que ver nosotros con él? El cambio climático se ha convertido en una ideología y no hay evidencia sobre todo lo que se dice al respecto.

Solo falta que me diga que le gustan los toros…

No me gustan. Y me considero liberal de izquierda.

¿Somos una especie de lento aprendizaje?

Como especie cometemos muchos errores; necesitamos reflexionar y corregir conductas pero no podemos negar nuestra libertad. No hay que temerle al escepticismo, nos han enseñado que el conflicto es negativo, pero no es así, es fantástico. Debemos buscarlo y cultivarlo.

RECUADRO

Nació en Delicias, Chihuahua, en 1963. Realizó la licenciatura en Ingeniería Física en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; la Maestría en Ciencias en el Departamento de Física del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, y el Doctorado en la Universidad de Dortmund, Alemania. Es académico del Cinvestav. Desde 1994 colabora en el experimento ALICE, del Centro Europeo de Investigaciones Nucleares, cuyo objetivo es recrear la materia que surgió instantes después del Big Bang.