• Regístrate
Estás leyendo: La ciencia mexicana requiere 30% más presupuesto: AMC
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 08:35 Hoy

La ciencia mexicana requiere 30% más presupuesto: AMC

El presidente de esa academia aseguró que si el gobierno no repone al menos lo que recortó al rubro en 2017 afectará investigaciones que necesita el país.

Publicidad
Publicidad

José Luis Morán, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), aseguró que, “más que voluntad política, necesitamos convencer al gobierno de que sin inversión en ciencia y tecnología nuestro país no avanzará; necesitamos organismos sólidos y legalmente constituidos, lo que requiere de un mayor presupuesto que ayude al desarrollo de México en este campo”.

En conferencia de prensa, Morán subrayó que “estamos en el momento de ver dos escenarios: el primero es mantener la inversión de 2016 (94 mil 674 millones de pesos), es decir, que se reincorpore ese 23.3 por ciento que nos quitaron en 2017; y el deseable, que consiste en, además de regresar ese recurso, que se incremente 30 por ciento adicional si es que queremos realmente un salto mayor en la materia”.

El presidente de la AMC advirtió que de no recuperar por lo menos los 8 mil 841 millones de pesos que se recortaron este año, “puede afectarse la investigación de la aplicación de la nanotecnología al sector salud, en especial lo que tiene que ver con el tratamiento del cáncer, y eso solo es un ejemplo”.

NO SABEN CONVENCER

Morán, doctor en Física por el Instituto de Física Teórica de la Universidad Libre de Berlín, Alemania, mencionó que quizá el problema de que no se tenga un presupuesto real para la ciencia, tecnología e innovación en México se debe a que los propios científicos no han sabido convencer a quien lo designa.

“No hemos sido capaces de convencer a las esferas de decisión, a nuestros administradores o políticos, sobre la importancia que tiene la inversión en ciencia y tecnología; esto muchas veces refleja la formación que tienen nuestros legisladores y algunas de las voces principales, protagonistas de la política en México. La influencia no ha sido lo suficientemente importante”, opinó.

En ese sentido, afirmó que esto se refiere al grado de estudio que tienen los diputados, “pues muy poquitos —se cuentan con los dedos— tienen maestría o doctorado y otros — la mayoría— tienen una formación deficiente”.

Argumentó que por lo general la ciencia básica es la que más sufre por los recortes, debido a que no se pueden entregar resultados al día siguiente, dado que hay proyectos que se hacen día a día y otros que pueden ser de varios años.

En el sistema científico actual de México, comentó, “el investigador (hay 11 mil 304 divididos en 10 instituciones) tiene que publicar sus resultados en alguna revista de circulación internacional y con ello se da a conocer el avance que tiene México en el campo, pero es poco comprendida”.

AÑO ELECTORAL

Ante ello, y al estar próximo el año electoral, el catedrático e investigador subrayó que la postura de la propia AMC, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Metropolitana y el Instituto Politécnico Nacional, entre otras instituciones, es redactar un documento conjunto para entregarlo a los candidatos a la Presidencia.

“Sean quienes sean los candidatos, nosotros tendremos una sugerencia, un plan de acción, de agenda, pues aunque tradicionalmente cada una de las instituciones hacía su propio documento, estamos trabajando para que sea uno solo y entregárselo a cada uno para que esté enterado y sepa las necesidades que tenemos, lo cual es un ejercicio en beneficio”, destacó Morán.

Explicó que la vida diaria depende de la ciencia y tecnología, “pero habrá que esperar. Estamos en manos de la Secretaría de Hacienda y los diputados”.

Durante su ponencia, señaló que México avanzó tres lugares en el Ranking Global de Innovación 2017, al ubicarse en el lugar 57, mientras que en 2016 estaba en el 61.

No obstante, reveló que solo en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) el número de cátedras científicas ha disminuido bastante, ya que durante 2014 se impartieron 574, en 2015 bajó a 225 y en 2016 fueron 277.

En cuanto a los temas científicos que apoyó el Conacyt con esa iniciativa, las cátedras “se dividieron en desarrollo tecnológico (290), ambiente (155), salud (154), desarrollo sustentable (145), conocimiento del universo (127), sociedad (117) y energía (88)”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.