7 momentos musicales para recordar a Chris Cornell

El anuncio de la prematura muerte de Chris Cornell detona una cascada de recuerdos entre quienes disfrutaron y admiraron su música; aquí siete de ellos.

Ciudad de México

El mundo de la música, y en especial los fanáticos del grunge, se sacudieron con la noticia de la muerte del cantante Chris Cornell la noche de este miércoles. Ya sea como vocalista de bandas emblemáticas como Soundgarden, Temple of the Dog o Audioslave, o en su fase solista, el nativo de Seattle dejó una profunda huella en la memoria musical de la escena del rock del siglo XX y lo que va del XXI.

Por esa razón, a continuación te presentamos una lista de siete momentos musicales que definieron una carrera que se desarrolló a lo largo de más de tres décadas.

TE RECOMENDAMOS: Chris Cornell murió a los 52 años.

1. Soundgarden, "All Your Lies" (1988)

Una de las bandas más emblemáticas de la escena grunge, que dominó el mercado musical en inglés a mediados de los años 90, se formó a mediados de la década anterior en Seattle, Washington. La banda había grabado una serie de demos y EPs como Screaming Life (1987) y Fopp (1988) antes de lanzar éste, su primer LP: Ultramega OK (1988). El álbum ha sido definido como una mezlca del sonido punk de The Stooges y MC5 con la pesadez y la densidad del metal de Led Zeppelin y Black Sabbath. De este trabajo que, hasta cierto punto, define el sonido de la banda, destaca esta canción: "All Your Lies".


2. Temple of the Dog, "Hunger Strike" (1990)

El 19 de marzo de 1990, el otrora cantante de la banda Mother Love Bone y roommate de Cornell, Andrew Wood, murió de una sobredosis de heroína. El trágico suceso conmovió profundamente a Cornell, quien escribió algunas canciones en honor a su amigo. Poco después, convocó a ex miembros de Mother Love Bone, Stone Gossard y Jeff Ament, a un guitarrista local de nombre Mike McReady, al baterista de Soundgarden, Matt Cameron, y a un vocalista entonces desconocido que responde al nombre de Eddie Vedder, para formar Temple of the Dog, una "superbanda" que lanzó un exitosísimo álbum homónimo y que poco después, sin Cornell y Cameron, se reinventaría para convertirse en Pearl Jam


3. Soundgarden, "Jesus Christ Pose" (1991)

De regreso con su banda, Cornell, Cameron, Kim Thayil y Ben Shepherd lanzaron Badmotorfinger: un álbum denso, energético, brutal y depresivo que sumaría su energía a la poderosa ola de bandas salidas de Seattle —hablamos de Nirvana, Pearl Jam y Alice in Chains, entre otros— y que, con el grunge como bandera, dominaron la escena musical desde 1992 y hasta 1996. Además del éxito "Outshined", que escaló posiciones en las listas de popularidad, está también esta canción, "Jesus Christ Pose", que habla del rechazo al perdón y a la salvación del alma, y que quizá por eso fue vetada del canal de videos MTV.

TE RECOMENDAMOS: Los discos de la semana (incluye reseña del Badmotorfinger)

4. Soundgarden, "Black Hole Sun" (1994)

Ya montados en la cima de la ola del éxito, Soundgarden lanzó Superunknown, el álbum comercialmente más exitoso de la agrupación que se hizo acreedor a cinco discos de platino. Algunos fanáticos afirman que el sonido de la banda se refinó a tal grado que terminó un poco diluido —y quizá eso explique el éxito que tuvo entre oídos menos habituados a los altos decibeles. Aun así, hilvanó una cadena de éxitos como "Spoonman", "The Day I Tried to Live", "My Wave", "Feel on Black Days", y la que nos ocupa: "Black Hole Sun", una depresiva apología de la disolución del podrido mundo contemporáneo.


5. Soundgarden, "Burden in my Hand" (1996)

Un año antes de la disolución de Soundgarden, la banda sacó al mercado Down on the Upside, en el que ya daban muestras de haber perdido el impulso y la energía que los caracterizaba. Tras la muerte de Kurt Cobain —que Cornell calificó como un suceso que lo afectó profundamente—, el movimiento grunge se dirigía lentamente a su fin. Aun así, cosecharon algunos éxitos como éste, que es casi una balada, más placentera, complaciente y rítmica que su producción anterior:


6. Chris Cornell, "Can't Change Me" (1999)

Dos años después de la separación de Soundgarden, y en el filo del fin de milenio, Cornell —en un mood mucho más introspectivo y sereno— produjo su primer álbum solista, que recibió el nombre de Euphoria Morning. Quienes esperaban encontrar en los surcos digitales de esta producción resquicios de lo que fuera el sonido pesado y desgarrador de Soundgarden, se llevaron una tremenda decepción. Pero no por ello es un mal álbum, pues la prodigiosa voz de Cornell siempre fue capaz, no sólo de alcanzar satisfactoriamente una amplia gama de notas, sino también de colores y texturas musicales. ¿Un ejemplo? El éxito más grande de esta producción:


7. Audioslave, "Cochise" (2002)

Ya en pleno siglo XXI, Cornell se unió con los angelinos Tim C., Tom Morello y Brad Wilk, otrora miembros de Rage Against the Machine —otra banda emblemática de los años 90, aunque ésta tenía su trinchera bien puesta del lado del rap metal y la canción con conciencia política— para formar Audioslave, otra "superbanda" formada por supervivientes de la escena alternativa noventera. Y la verdad es que la mezcla entre el sonido, el punch y la energía de los ex miembros de Rage, y la potencia en la voz de Cornell, fue sumamente exitosa musical y comercialmente hablando.

TE RECOMENDAMOS: El último concierto de Chris Cornell, horas antes de morir.

7bis. Soundgarden, "Slaves and Bulldozers" en vivo en Detroit, ayer.

Tras su paso por Audioslave, Cornell continuó con trabajos solistas, presentándose muchas veces en recitales acústicos, y finalmente accedió a las reuniones de sus antiguas bandas: Soundgarden se reactivó en 2010 y poco después, presentó un nuevo álbum, King Animal (2012), mientras que Temple of the Dog salió de gira en 2016. Unas horas antes de morir, Cornell ofreció un concierto en el Fox Theatre de Detroit. Poco después, sería encontrado muerto en su cuarto de hotel. Aquí interpretan "Slave and Bulldozers", del álbum Badmotorfinger. Descanse en paz.


FM

    ¡Consigue lo mejor del Chris Cornell!