Las calles de Chile se llenan de huevos

Una instalación de huevos gigantes y un colosal robot se exponen en las calles de la capital chilena como parte del festival de arte urbano Hecho en Casa.

Santiago de Chile

Un robot de 20 metros de altura y una docena de huevos fritos gigantes invadieron el centro de Santiago de Chile a propósito del festival de arte urbano Hecho en Casa, que se celebra esta semana en la capital chilena.

TE RECOMENDAMOS: No Name: una cita a ciegas con el arte contemporáneo

El objetivo del festival, que este año celebra su cuarta edición, es incentivar el turismo cultural y resaltar, a través del arte, hitos y destinos de la Región Metropolitana, así como romper con la monotonía urbana.

Crate Man, un robot de 20 metros de alto por siete de ancho, es la creación del colectivo australiano Cornelius Brown, que desde este lunes se puede ver apoyando contra el céntrico edificio de la Torre Entel.

El robot, que ya ha recorrido distintos lugares emblemáticos de Australia, llega a Santiago como representante de la nutrida escena de arte urbano surgida en Melbourne durante la última década, que busca desafiar la homogeneidad de las calles y proponer una realidad alternativa.



Cerca de la torre, en la Plaza Baquedano, se ha instalado la intervención urbana Art-Eggccident, formada por una docena de huevos fritos gigantes que convierten el espacio en una "gran sartén de ocurrencias cómicas", según los organizadores.

Su autor, el artista holandés Henk Hofstra, destaca por la creación de intervenciones urbanas a gran escala como The blue road, con la que quiso crear un río urbano en pleno centro de la ciudad holandesa de Drachten.




ASS