• Regístrate
Estás leyendo: Chicos católicos: el seductor momento de crecer
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 07:56 Hoy

Chicos católicos: el seductor momento de crecer

Una de las obras más exitosas de Argentina llega a México para presentarse en el Teatro Legaria bajo la dirección de Fernando Nesme y Antonio Escobar 

Publicidad
Publicidad

Desde hace seis años, la obra Chicos católicos, de Juan Paya, mantine llenas las salas de teatro en Argentina. Ahora, dirigida por Fernando Nesme y Antonio Escobar, se presenta en México. Se trata de una comedia que, con inteligencia y humor invita a cuestionar tu propia vida y creencias, así como el papel que tiene el hombre en esta sociedad.

TE RECOMENDAMOS: La Dama de negro se presentó con un toque de humor

Protagonizada por Alexis Valdés, Alex Lugo, José Remis, Marvin Ortega, Juan Carlos Rois, Eduardo Barajas, José Luque, Alex Reyna y David Tort, Chicos católicos cuenta la historia de cuatro hombres que transitan su niñez y adolescencia rodeados de curas y una monja y viven numerosos disparates, emociones, bullying, risas y llanto.

La historia se compone de una sucesión vertiginosa de conversaciones, unas veces en clase y otras en recreo, entre los alumnos, el portero y los maestros de la escuela. En ellas se evidencian, por un lado las dudas y planteamientos con respecto a la religión mal entendida, a los pecados, al cielo y al infierno, y por otro las preguntas propias de la edad de torno a la sexualidad y otros tabúes que llevan a situaciones propias del teatro del absurdo o del grotesco. La obra cuestiona los métodos educativos, la discriminación y a las agresiones que nacen desde el miedo y la censura.

Chicos católicos se presenta en el Teatro Legaria (Calzada Legaria sin número, esquina Glorieta Allende, colonia Pensil Norte). Las funciones son los sábados a las 21:00 y domingos a las 18:30 horas.


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.