Chicano Batman: santa combinación

En marzo de este año la revista Rolling Stone los eligió entre “los diez nuevos artistas que necesitas conocer”.
La banda presenta hoy en el Lunario su disco "Freedom Is Free".
La banda presenta hoy en el Lunario su disco "Freedom Is Free". (Especial)

Ciudad de México

Bardo Martínez recuerda perfectamente cuando tenía seis años y en la sala de su casa en Los Ángeles, California, escuchó un disco del cantante Leo Dan. Aunque no lo sabía entonces, algo en la canción del artista argentino conectaba al pequeño hijo de padre chicano y madre colombiana con sus raíces: a fin de cuentas, Leo Dan fue un músico que mucho se escuchó en México.

Bardo es el cantante principal, guitarrista y organista de Chicano Batman, banda de rock chicano conformada también por el guitarrista Carlos Arévalo, el bajista y cantante Eduardo Arenas y el baterista Gabriel Villa. Cuarteto formado en 2008 en Los Ángeles, su estilo y su vestimenta están emparentados con Lalo Guerrero, Los Ángeles Negros y Los Pasteles Verdes, pero también con el rock psicodélico, el soul de los años setenta y el tropicalismo brasileño.

TE RECOMENDAMOS: Discos de la semana: música pa' la depresión poselectoral

 Como tantos otros músicos, la banda ha protestado contra la política de Donald Trump

La mezcla de estilos es algo natural para Bardo, quien dice que creció escuchando lo mismo a Leo Dan que a Carlos Santana, Cream y la música disco porque todo esto le encantaba a su padre. De su madre, proveniente de la costa colombiana, surge su amor por los ritmos y la energía de la música popular sudamericana.

Martínez explica que Chicano Batman hace “una referencia a algo que solo algunos entienden: Los Ángeles Negros, Los Pasteles Verdes y otros grupos. En los años setenta estos caballeros consideraban como algo importante tocar baladas románticas sin dejar de lado el funk”. Esto se evidencia en sus tres álbumes: Chicano Batman, Cycles of Existencial Rhyme y Freedom Is Free.

En marzo de este año la revista Rolling Stone los eligió entre “los diez nuevos artistas que necesitas conocer”. Su público, dice el artículo, “consiste sobre todo en latinxs —término con que se ha comenzado a definir a los latinos progresistas— vibrando extasiados ante el sonido del soul clásico, que entregan con sus esmóquines de color, camisas de olanes y moños. En Freedom Is Free su música es lúcidamente más emocional y un paso o dos alejada de la neopsicodelia de sus dos primeros discos”.

Además de una buena química entre sus integrantes, en la propuesta de Chicano Batman, tan divertida como equilibrada musicalmente, hay lugar para el comentario político y la situación de las comunidades latinas en Estados Unidos. Como tantos otros músicos, la banda ha protestado contra la política de Donald Trump, que efectos tan severos tiene sobre este importante segmento de la población.

 


ASS