¿Cuál fue la relación de Beethoven con Chespirito?

Por muy extraño que parezca, el genio de Bonn y Roberto Gómez Bolaños están vinculados por una obra musical, ¿cuál será ésta?
Ludvig van Beethoven y Roberto Gómez Bolaños.
Ludvig van Beethoven y Roberto Gómez Bolaños. (Especial)

Ciudad de México

Si viviste en México en los años 70 y 80, o bien viste alguna de las múltiples repeticiones que se hicieron de sus emisiones televisivas, seguramente recordarás la curiosa rúbrica musical con que daban inicio los programas de Chespirito. ¿Sabías que es una composición de Beethoven?

TE RECOMENDAMOS: Los tres pechos de Ana Bolena y otros mitos históricos.

En 1811, Ludwig van Beethoven escribió la obertura y música incidental para una obra de teatro de August von Kotzebue, llamada Las ruinas de Atenas, la cual se estrenó en Pest —una de las dos mitades de la actual capital búlgara, Budapest— en 1812. Una de las piezas que componen la música incidental es una famosa melodía que Beethoven había usado originalmente tres años antes, en sus Seis variaciones de un tema original, Op. 76. Aquí escuchamos la interpretación de estas variaciones con el dominicano Emmanuelle Alonso:



Dicha obra quizá hubiera pasado sin pena ni gloria para mucha gente, de no haber sido por el francés Jean-Jacques Perrey, pionero de la música electrónica, quien retomó la pegajosa melodía en una de los tracks de Moog Indigo (1970), un álbum cuyo título es un homenaje a la canción “Mood Indigo”, de Duke Ellington y Barney Bigard, y que fue uno de los primeros álbumes comerciales interpretados exclusivamente con sintetizadores. El track al que hacemos mención se llama “The Elephant Never Forgets”:



Seguramente a estas alturas ya habrás identificado el tema con el que, desde 1970, abría cada emisión de las emisiones televisivas de El chavo del ocho, El chapulín colorado y Chespirito. Además de esta célebre pieza, Chespirito también usó dos composiciones más de Perrey: “Country Rock Polka”, también contenida en Moog Indigo, y “Baroque Hoedown”, que el francés compuso junto con el inglés Gershon Kingsley y que apareció en el álbum de 1966 The In Sound from the Way Out!:



Si te gusta el hip-hop, quizá recordarás que ese mismo título después retomarían los Beastie Boys en su compilación instrumental de 1996. El final de esta historia es que, luego de tantos años de usar su música sin pagar derechos, Roberto Gómez Bolaños y la empresa Televisa fueron demandados por los abogados de Jean-Jacques Perrey —quien, por cierto, falleció hace apenas unas semanas, el 4 de noviembre de este año—; los detalles del arreglo legal y económico entre la empresa y el compositor se desconocen. Lo que queda claro que, en esto de la música, no hay nada original ni nada nuevo bajo el sol…

FM