• Regístrate
Estás leyendo: César Rangel explora el mito diluviano de Mesopotamia
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 02:02 Hoy

César Rangel explora el mito diluviano de Mesopotamia

El artista presenta en cuatro espacios de la colonia San Pedro de los Pinos 16 piezas, entre las que hay pintura, escultura y dibujo.

Publicidad
Publicidad

Raúl Campos

Inspirado en el mito diluviano mesopotámico, el artista César Rangel abrió anoche Música antigua, su más reciente exposición, en la cual, mediante 16 piezas que incluyen pintura, escultura y dibujo, ofrece una visión plástica de la tarea que la deidad Enki le encomendó a Utnapishtim: construir un barco y en él preservar la vida de toda especie conocida.

“En la tradición hebrea se conoce como el mito del Arca de Noé, pero yo me estoy yendo más atrás, al de Utnapishtim, el cual es un episodio dentro de la Epopeya de Gilgamesh que habla de aquel hombre

al que la divinidad le advierte de un cataclismo y le ordena que desarme su casa de carrizo para que, con ese mismo material, haga una caja de 60 por 60 nudos, un cubo perfecto, el cual, al ser adoptado por la tradición hebrea, se convierte en un arca”, dice Rangel a MILENIO.

Continúa: “Originalmente era una caja hecha de carrizo enchapopotada, porque en Sumeria, en lo que ahora es Irak, abunda este material a flor de piso. La exposición parte de esa historia: de la divinidad entrando en contacto con Utnapishtim, quien se salva del cataclismo. De esto comienza todo un relato humano”.

Sin embargo, el participante de La Poesía Vista por el Arte explica que las piezas no pretenden hacer una ilustración de la historia, sino que a través de una misma tesitura cromática, el verde, aspira a hacer una representación de aquello que aparece como vital dentro del mito y unificarlo.

“El mito no se refiere a muchos animales o humanos, sino que la divinidad le dice a Utnapishtim que construya una caja donde introdujera y salvara toda semilla de vida. Lo que busco con Música antigua es ofrecer al público una visión plástica de esa semilla: todo está construido con el mismo color y gesto plástico, la forma unifica todo. Tanto el contenido y lo que se está diciendo a través de la forma es un mismo”, agrega.

Respecto a su interés en la historia, Rangel explica que nació después de que viera el filme Noah, de Darren Aronofsky: “Me gustó mucho cómo se abordó el mito en ella porque no se apegó al texto hebreo sino que con el nombre de Noé relató la historia de Unapishtim, y a partir de ahí empecé a investigar sobre él y la Epopeya de Gilgamesh. Eso me motivó a trabajarlo en la cuestión imagen, y por ello mi obra genera un diálogo con el relato y la película”, concluye.

Música antigua podrá ser visitada durante un mes; las piezas se encuentran repartidas en cuatro espacios muy cercanos entre sí: el Salón des Aztecas, Kinetic y el estudio del artista Jazzamoart, situados en la calle 13 número 58, interiores 1 y 3, y número 61, respectivamente, así como en el restaurante El Grill Oh, avenida 2 casi esquina con calle 9, colonia San Pedro de los Pinos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.