El Quijote, un personaje imposible para el cine

Fernando Moreno, especialista de la Universidad Iberoamericana, contó anécdotas de varios cineastas que han visto casi imposible el objetivo de lograr una buena adaptación de la obra de Cervantes.
Fernando Moreno habló sobre 'El Quijote en el cine' en el Coloquio Internacional Cervantino,
Fernando Moreno habló sobre 'El Quijote en el cine' en el Coloquio Internacional Cervantino, (Foto: Héctor Téllez)

Guanajuato

El actor y director de cine británico, Terry Gilliam, lleva casi dos décadas esforzándose por levantar su proyecto cinematográfico del Quijote. El pasado martes iba a comenzar el rodaje, pero se tuvo que posponer de nueva cuenta, con lo que se convierte en otro ejemplo de las dificultades que enfrentan todos aquellos que intentan llevar al Quijote al cine. Incluso Orson Welles dejó una película inacabada sobre el personaje.

Esas historias conformaron la conferencia de Fernando Moreno, El Quijote en el cine, como parte del programa de actividades del Coloquio Internacional Cervantino, empatada en esta ocasión con el Festival Internacional Cervantino para conmemorar el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes.

“Tengo la teoría de que las mejores películas sobre El Quijote son las que no se han hecho. Los casos relevantes de Orson Wells y de Terry Gilliam me parecen los más afortunados, aunque suene paradójico, porque hay una torpeza general en cuanto a las adaptaciones que se han hecho de la obra”.

Se trata de la quinta obra más adaptada en la historia del cine, sólo después de la Biblia, Sherlock Holmes, Romeo y Julieta y Hamlet. Pero las adaptaciones que se han hechos terminan siendo bastante desafortunadas, explica el especialista, coordinador del área de publicidad del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana.

“Se ha adaptado en muchísimos lados, en lugares tan peculiares como Hungría, la antigua Yugoslavia, Rusia… desde luego Estados Unidos tiene muchas versiones, aunque Francia es uno de los países que más versiones tiene, incluso ahí se desarrollaron las primeras tres de las que se tiene registro.

“En España han hecho intentos, directores que han regresado a tratar de adaptar la obra, pero creo que pasa como con las cintas que se hacen alrededor del futbol, son bastante malas y no terminan por reflejar lo que sucede adentro de una cancha, o como las adaptaciones de grandes obras maestras de la literatura”.

Uno de los grandes desafíos de quien apuesta por adaptar El Quijote al cine es que resulta muy complicado meter en una lógica narrativa de dos horas 20 minutos una épica del tamaño de la obra, además de que han sido excesivamente respetuosas, o han tratado de serlo, en ese intento de seguir viendo a Cervantes como algo que está arriba de un altar, asegura Moreno.

“Sigo esperando ver si algún día termina Terry Gilliam el famoso Quijote que está haciendo. El martes pasado tenía que arrancar su rodaje y una vez más se pospuso, en un proyecto que él empezó a rodar en 1998, pero que terminó siendo una filmación desastrosa y que nos lleva a la que podría ser la mejor película que se ha hecho, que es el making off, Lost in La Mancha, el detrás de cámaras de esa famosa película. Ha ido cambiando de protagonistas y de locaciones y es la fecha en que no puede arrancar de nuevo el rodaje de esa cinta”.

Desde la perspectiva de Fernando Moreno, hoy que Hollywood enfrenta una crisis de creatividad, en El Quijote hay una enorme cantidad de historias y de referencias como para construir una película a partir de eso. Después de todo, es la novela fundacional de la literatura en lengua hispana, “falta ver quién encuentra la manera innovadora de entrarle”, concluye.


ASS