Don Quijote: del folclor español clásico al contemporáneo

En un hecho histórico, la Compañía Nacional de Danza de España volverá a interpretar un ballet completo en el Cervantino.
La Compañía Nacional de Danza de España durante la conferencia de prensa en el Festival Internacional Cervantino
La Compañía Nacional de Danza de España durante la conferencia de prensa en el Festival Internacional Cervantino (Foto: Paola García)

Guanajuato

El Auditorio del Estado, una de las sedes del Festival Internacional Cervantino, en Guanajuato, recibirá mañana a la Compañía Nacional de Danza de España, que presentará Don Quijote. “El ballet es clásico, pero retoma los ritmos de las danzas españolas como los fandangos y los boleros; se hace con un vocabulario clásico, pero también he querido que fuera una versión muy española”, explica José Carlos Martínez, director de la agrupación.

TE RECOMENDAMOS: Ara Malikian: un viaje de Bach a Bowie

De igual forma, señala que “el programa que presentamos está dividido en dos partes: la primera es Don Quijote Suite, de Minkus y Petipa. En él presentamos un extracto de la obra de Cervantes, basada en el capítulo 19 del segundo tomo del libro, y al que yo he dado más relevancia al rol de don Quijote, por la importancia del festival y el personaje”. También agregó que en la segunda parte del espectáculo se ve otra faceta de los bailarines, ya que la pieza deja espacio a la improvisación y rompe esa frontera que hay entre el escenario y el público.

En esta segunda parte del programa, Minus 16, coreografía de Ohad Naharin, es una pieza interactiva: los bailarines bajan del escenario y suben al público para bailar con ellos en el escenario. “Dependiendo del país las reacciones del público son muy diferentes, lo que hace al espectáculo único”, dice José Carlos Martínez.

El ballet Don Quijote de Marius Petipa se creó en 1869 sobre una partitura de Ludwing Minkus, mientras que Minus 16 es una pieza con elementos de impredecibilidad y diversión. Sobre esta dualidad, el bailarín Alessandro Riga comenta que “la compañía tiene la posibilidad de bailar cosas muy distintas, aun en el mismo programa, y eso es lo que va a pasar en la presentación”.

En conferencia de prensa, el director de la Compañía externó la importancia que estuviera presente la danza clásica y la contemporánea: “Es una versión personal pero que a la vez se ha respetado a don Quijote; hay partes coreográficas que hizo Marius Petipa. Lo que he intentado es darle más vida”, continuó: “Marius Petipa se inspiró de nuestras danzas y folclores, después le puso el toque español y, según mi criterio, quedaba un poco artificial e interpretado. Lo que he querido yo es que fuera un Quijote como Petipa hubiera soñado poder hacer”.

A decir de Cristina Casa, bailarina de la compañía, su versión de Don Quijote es muy natural y con mucho sabor español.

“Cada coreógrafo que hace una relectura de un ballet clásico, como la transmisión se hace de persona a persona, evidentemente se va heredando lo que hacen los anteriores y creo que nuestra versión es la suma de todo lo que he vivido con respecto a ese ballet de Don Quijote. Ahora he puesto y he quitado pasos que nos impedían interpretar el personaje, le he dado brillantez a algunos momentos”, concluyó el director.

La Compañía Nacional de Danza de España volverá a interpretar un ballet completo, Don Quijote, un hecho histórico que no ocurría desde hace 25 años. La función será a las 20:00 horas en el Auditorio del Estado.


ASS