Desde el Bolshoi, Don Quijote revive en el Cervantino

Bailarines de élite del Ballet Nacional de España presentaron Don Quijote, un ballet creado Marius Petipá, el coreógrafo principal del Ballet Imperial de Teatro Bolshoi.

Guanajuato

Una de las cinco mejores compañías del mundo, el Ballet Nacional de España, compartió con la capital cervantina de América su versión dancística de Don Quijote, basada en la coreografía de Marius PetipáCon esta propuesta se sumó a la celebración de los 400 años del fallecimiento de Miguel de Cervantes Saavedra.

Su director, Ted Brandsen, aseguró que la influencia del Quijote ha marcado no sólo a la comunidad hispanohablante, sino a todo el mundo.

Negó que para poder bailar Don Quijote sea necesario ser español: "recordemos que esta versión de Don Quijote fue compuesta por un coreógrafo ruso y bailada por bailarines franceses. Así ha sido a través de la historia, interpretada por compañías de muy distintos países, más bien lo que hay que entender es el temperamento y la pasión asociadas con España y que se expresan con el cuerpo por los sentimientos y las emociones de los artistas que no son necesarios para poder bailar en Lago de los cisnes".


Fue Alexei Ratmansky, residente del American Ballet Theatre y uno de los artistas más importantes del ballet clásico, quien retomó la obra de Marius Petipá, el coreógrafo principal del Ballet Imperial de Teatro Bolshoi, estrenada en 1869 con música de Ludwig Minkus.

Explicó que Ratmansky hizo una gran investigación a partir de la coreografía original de Petipá. Realizó estudios sobre los manuscritos originales que se encuentran en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos y  así poder reconstruir el ballet Don Quijote.

"Descubrió que Don Quijote, que es uno de los ballets que, si bien la historia no parece ser muy profunda, está llena de alegría, por  su energía y positivismo podemos decir que es muy alegre".


La compañía presentó sólo una selección de escenas, debido a que era muy complicado traer la versión completa, la cual consta de tres actos, con ocho cambios de vestuario y una gran escenografía.

"En esta ocasión no trajimos los ocho cambios de escenario, ni de vestuario, pero trajimos a 65 bailarines para la función del Auditorio del Estado, que están considerados entre los mejores del mundo. Estamos muy contentos de estar aquí en México nuevamente ya que visitamos este país en 1965, pero es la primera vez que la compañía está en Guanajuato, una ciudad llena de arte, historia y cultura".

En la versión completa sí hay una precisión acerca de los sueños y las visiones del Quijote. "Yo no diría tanto locura, sino más bien de un Quijote que vivía en otra época, en su propio mundo, que también era el de Cervantes, pero que no le era suficiente".

Don Quijote del Ballet Nacional de España, se presentará este 23 de octubre a las 19:00 horas, en el Teatro Bicentenario, además ofrecerá tres coreografías: La melancolía Vier Letzte Lieder, de Rudi van Dantzig; Two Gold Variations y Variations For Two Couples, de Han van Manen.


ASS