• Regístrate
Estás leyendo: Centro Cultural Teopanzolco /I
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 01:18 Hoy

Centro Cultural Teopanzolco /I

La maravilla de estos vestigios arqueológicos se integra hoy perfectamente con la arquitectura del siglo XXI.

Publicidad
Publicidad

Hasta hace una semana pude poner pie, al fin, en el Centro Cultural Teopanzolco (CCT), de Cuernavaca, guiado de la mano de la extraordinaria teatrista y gestora que es Nina Serratos, quien dirige el recinto. De entrada resulta alucinante la convivencia entre la zona arqueológica de la zona, que data del periodo posclásico tardío (entre los años 1150 y 1500), y la nueva arquitectura de este conjunto de teatros debida al talento de Isaac Broid. El centro ceremonial prehispánico, construido por la cultura tlahuica, se presume inmenso, si bien su gran mayoría permanece bajo el desarrollo urbano (calles y casas) de la capital morelense.

La maravilla de estos vestigios arqueológicos se integra hoy perfectamente con la arquitectura del siglo XXI, en una sinergia que, me parece, le devolverá visitantes al centro ceremonial y difusión a la cultura fundadora. Teopanzolco es una voz náhuatl que significa “el lugar del templo viejo”, aunque también fue conocido como la “Casa del diablo” por haberse llevado ahí un sacrificio humano multitudinario de huexotzingos, según refiere el cronista Chimalpahin. La realidad es que ambas arquitecturas se aportan una a la otra en un proyecto del que tanto INAH como el gobierno de Morelos pueden estar orgullosos, además de confiados en su éxito, siempre y cuando se continúe una política cultural adecuada.

Si las futuras administraciones cobijan y le dotan de recursos al CCT para que su acción resulte expansiva, puede convertirse en un polo para los morelenses y también para los consumidores de cultura de Guerrero, Estado de México, Puebla y CdMx. ¿Quién se la va a pensar para asistir a un concierto u obra de teatro internacional excepcional (de programación propia o compartida con el Cervantino, por ejemplo) si Cuernavaca está a muy pocos kilómetros? Por el contrario, resultará un placer dar el brinco a esta ciudad de clima permanentemente primaveral todo un fin de semana. Esto, en las cabezas de futuros candidatos, debiera contar, y mucho, a la hora de dotar de presupuesto al centro: bien llevado, puede convertirse en un gran generador de recursos.

Seguramente detrás de este proyecto, que el gobernador Graco Ramírez sacó adelante con los gobiernos federal y municipal, estuvo la mano y la visión de su esposa Elena Cepeda, quien fuera una gran secretaria de Cultura del entonces Distrito Federal durante la gestión de Marcelo Ebrard. Sea como sea, la dupla Ramírez-Cepeda deja una herencia invaluable a los morelenses.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.