Conmemoran a escritor mexicano en Sonora

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes planea rendirle homenaje al escritor mexicano Edmundo Valadés con motivo del centenario de su nacimiento en su ciudad natal Guaymas, Sonora. 
Edmundo Valadés
Edmundo Valadés (Archivo) (Especial)

Sonora

El periodista y escritor Edmundo Valadés nació el 22 de febrero de 1915, en Guaymas, Sonora, y falleció el 30 de noviembre de 1994 en la Ciudad de México; buena parte de su vida la pasó en la capital del país, sólo los primeros cinco de su vida los pasó en su ciudad natal, pero resultaba importante conmemorar el centenario de su nacimiento en su estado.

Cumplido el centenario del nacimiento del escritor, su obra tiene muchas aristas para compartirse, de ahí el interés del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) por acudir hasta su lugar de origen para mostrar todas sus aportaciones, a través de una serie de actividades para reflexionar acerca de su vida y su obra, de acuerdo con Ricardo Cayuela Gally, director General de Publicaciones del Conaculta.

"Empezamos en la casa de cultura de Guaymas, que se rebautizó con el nombre de Edmundo Valadés, donde nos acompañó la viuda, Adriana Quiroz, y un grupo de especialistas. La actividad siguió en una escuela primaria, donde montaron un homenaje muy bonito y ahí se dio el banderazo de salida a la jornada estatal de lectura de Edmundo Valadés."

De alguna manera, al rendirle un homenaje también se reconoce la importancia de un género como el cuento, tan vilipendiado en nuestro tiempo, pero que Edmundo Valadés, junto a otros creadores, se encargó de difundir a través de su revista y de su propia creación, es por esto que este programa está dirigido a promover ambas facetas.

"A mí lo que me parece importante, y aunque lo hemos dicho mucho es algo cierto, no importa la placa, los discursos de las autoridades, la parafernalia del poder cultural, lo que importa es que se vuelva a leer o se siga leyendo, y a través de él al cuento como género: fue un inmenso promotor del cuento, por la revista, por las antologías, por los encuentros que él mismo propició, por las reflexiones que el mismo tiene como crítico literario sobre el cuento."

Siendo así, en todas las escuelas de Sonora se leyó ayer la obra de Edmundo Valadés, en donde se hizo entrega simbólica al Instituto Sonorense de Cultura de La muerte tiene permiso y de una antología de cuentos breves, de los cuales se donaron alrededor de tres mil ejemplares para repartirse de manera gratuita en la entidad, como parte del esfuerzo por lograr que se lea su obra, sin por ello olvidar sus aportaciones al cuento desde otras trincheras.

"Yo creo que fue un cuentista interesante", destacó Ricardo Cayuela, "releyendo alguno de sus libros descubro que sus mejores libros fueron los primeros, porque tenía la tendencia a mezclar algún tipo de reflexión o de digresión, que no me parece esté en la mejor tesitura del cuento moderno, pero aun así tiene relatos absolutamente perfectos, que podrían estar en cualquier antología no sólo de cuento, sino del idioma."

El legado como autor y como promotor del cuento de Edmundo Valadés se puede revivir gracias a la página www.elcuentorevistadeimaginacion.org, un trabajo independiente de preservación y catalogación de más de seis mil 600 cuentos, impulsado por García y Valadés Editores.

Asimismo, como parte de los festejos por el Día Mundial del Libro, el domingo 19 de abril, el Programa Nacional de Salas de Lectura organizará lecturas colectivas de la obra de Edmundo Valadés en la explanada del Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México y en diversas entidades del país, y el jueves 23 se efectuará la IV Jornada Estatal de Lectura Sonora Lee, que incluirá la escritura de textos basados en su obra cuentística, en la que participarán la Red Estatal de Bibliotecas, Salas de Lectura, la Red Estatal de Círculos de Lectura, y los sistemas de educación básica y media superior de la SEC.