El celibato “trae más problemas de los que resuelve”, dice Correa

Poco antes de recibir al pontífice, el mandatario opinó en entrevista con "El Telégrafo" que los curas deben tener la opción de casarse.
Rafael Correa, presidente de Ecuador, dio la bienvenida al Papa en el aeropuerto de Quito.
Rafael Correa, presidente de Ecuador, dio la bienvenida al Papa en el aeropuerto de Quito. (José Miguel Gómez/Reuters)

Quito y Ciudad del Vaticano

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró ayer que el celibato debe ser opcional en Iglesia católica pues “trae más problemas de los que resuelve”, según una entrevista a propósito de la llegada del Papa a ese país.

Entrvistado por el diario El Telégrafo, Correa —que asegura que más que religioso es creyente y trata de ser católico—, señaló que el celibato es uno de los aspectos que hay que reflexionar.

“No soy un miembro de la Iglesia católica, no soy nadie para decir estas cosas. Yo creo que el celibato debe ser opcional, trae más problemas de los que resuelve y, de hecho, así no empezó la Iglesia. Los sacerdotes al inicio se casaban”, apuntó.

El mandatario comentó que el papa Francisco, quien llegó la tarde de ayer a Quito, dice que “sueña con una Iglesia madre y pastora”, por lo que consideró que  postura sobre el feminismo también está a debate.

Correa recordó que el pontífice dijo que es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina “más incisiva en la Iglesia”, y añadió que “algunos creen que amar algo es negar los problemas de ese algo. Entonces dicen ‘yo amo a la Iglesia, la Iglesia es perfecta, nunca se equivoca’... Sin lugar a dudas la Iglesia católica es machista, tiene una tradición profundamente patriarcal y eso tiene que ser revisado más en el siglo XXI”, indicó.

“¿Usted ha visto un sacerdote mujer? Y muchas veces las monjitas están para cocinar”, opinó.

Indicó que el rol de la mujer en la Iglesia a escala de jerarquía es “una discusión amplia, pero al menos el Papa está sentando las bases para iniciarla”.

Al referirse a temas relacionados con la homosexualidad, Correa apuntó que cree que “la postura de la Iglesia católica con respecto a los grupos LGBTI tiene que ser profundamente revisada, como lo está haciendo Francisco”.

La llegada

El avión en el que viaja el Papa aterrizó a las 14:44 en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, donde Correa, con su esposa Anne Malherbe, recibió aFrancisco.

El pontífice, que nada más salir del avión perdió el solideo a causa del fuerte viento, estrechó la mano de niños vestidos con trajes típicos, que portaban banderas del Vaticano y de Ecuador.

Desde el aeropuerto, el Papa se desplazó en un vehículo cerrado hasta las afueras de Quito, donde tomó el papamóvil para recorrer las calles que lo llevaron hasta la sede de la Nunciatura.

Francisco no dio delcaraciones, pero sí envió un mensaje a los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, porque a pesar de que no visitará esas naciones, “enviar un telegrama a las autoridades de los países que sobrevuela es una acto habitual en los viajes pastorales de los Papas” explicó Federico Lombardi, vocero del Vaticano.

En el mensaje para Santos reiteró su “cercanía y afecto por el pueblo colombiano” y pidió a dios para que ese país “progrese en los valores humanos y espirituales que le caracterizan”.

El telegrama para Maduro decía : “Pido al señor abundantes gracias que le ayuden a progresar cada día más en solidaridad y pacífica convivencia”.